Con prohibición de acceso para peatones y vehículos quedaron distintos sectores del borde costero del Gran Valparaíso.

Esto, a propósito de las marejadas anormales que afectan desde la jornada de ayer, lo que se suma a las intensas lluvias y el viento que afectan como parte de un sistema frontal la zona.

El cierre busca evitar accidentes y que los peatones corran riesgos ante la rompiente, la que provoca que las olas ingresen en vías como la Avenida Perú, la que fue suspendida durante las últimas horas.La misma restricción existe para el paseo Juan de Saavedra, Laguna Verde, y el sector de la Roca Oceánica.

/gap