“Bombazo”. Cristiano Ronaldo, quien tiene contrato hasta el 2021 con el Real Madrid, quiere abandonar el club tras ser acusado por el ministerio fiscal de defraudar 14,7 millones de euros al fisco español, según publica hoy los diarios deportivos portugueses “A Bola” y “Récord”.

El jugador estaría “muy indignado” por todo lo relacionado con el proceso por el que se le está investigando. Cristiano Ronaldo, que se encuentra concentrado con la selección de Portugal para la Copa Confederaciones de Rusia, habría llamado al presidente del Real Madrid Florentino Pérez.

El entorno de Ronaldo habría asegurado que el jugador estaría interesado en otras ligas como la inglesa, francesa, la italiana o, incluso, la liga china. En la noticia, que copa la portada del periódico, explican que la decisión de abandonar España habría sido tomada hace dos o tres meses y podría hacerse pública tras un periodo de vacaciones que Ronaldo disfrutará tras la Copa de Confederaciones.

Portada del diario ABOLA

En el escrito de acusación, el ministerio público le acusa de cuatro delitos contra la Hacienda Pública cometidos entre 2011 y 2014 y que suponen un fraude tributario de 14.768.897 euros. La Fiscalía subraya que Ronaldo se ha aprovechado de una estructura societaria creada en 2010 para ocultar al fisco las rentas generadas en España por los derechos de imagen, sabiendo de sus obligaciones con el fisco español.

Uno de los abogados portugueses de Ronaldo, António Lobo Xavier, defendió este martes que la denuncia de la Fiscalía de Madrid se debe a una diferencia de criterios que no tiene base en ninguna ley y que el jugador siente que se trata de una “injusticia”.

Lobo Xavier explicó que Ronaldo declaró en 2014 los derechos de imagen obtenidos desde 2011 porque pensaba que era ese año cuando los tenía que declarar y no en ejercicios anteriores como defiende la Fiscalía. .

Cristiano Ronaldo renovó este año con el Real Madrid, club con el que ha ganado, entre otros trofeos, 3 ligas de Campeones, 2 Mundiales de Clubes, 2 Ligas de España y 2 Copas del Rey.

Por Ignacio Soto Bascuñán