El ex comandante en jefe del Ejército, Juan Emilio Cheyre, dio una extensa entrevista al diario El Día de La Serena, en donde insistió en que no participó en el caso denominado Caravana de la Muerte ni que torturó a Nicolás Barrantes durante la estadía del oficial en retiro en la capital de la Cuarta Región.

En mayo pasado, Barrantes manifestó que “él (Cheyre) me interrogó, me hizo colgar de los brazos (…) dio órdenes para que me golpearan con la culata de un fusil. Esa tortura duró una hora y media. Lo vi, lo vi, lo vi porque la venda no quedó bien puesta”

“Mi hoja de vida es intachable. Si hubiera tenido una reserva mental de haber estado comprometido directa o indirectamente en un hecho de derechos humanos, no habría aceptado ser comandante en Jefe del Ejército. Yo no he cometido ningún delito ¡Jamás! No he estado vinculado con ninguno de los episodios que se mencionan. Me han investigado por 40 y tantos años y en profundidad, más de 25 años”, sostuvo Cheyre al matutino serenense.

“Lo mismo que publican algunos periodistas hoy de mi participación en la Caravana (de la Muerte), donde no tuve ninguna participación, se decía cuando yo era comandante en jefe o antes. Esto lo conversé con todas las autoridades. Di cuenta de mis hechos. Me investigaron en ese tiempo y posteriormente. Nunca han encontrado nada y yo no encuentro nada en mi vida que me vincule a la violación de los derechos humanos. Le repito, si lo hubiera encontrado, no habría aceptado ningún cargo. Yo no he cometido ningún delito. Le digo más, con la misma sinceridad que estamos hablando, puse con mucho costo la verdad por delante para terminar con la impunidad. Jamás en mi vida ni siquiera he tenido una pelea a combos con nadie. Detesto la violencia, ni uso la violencia. Nunca la he usado, ni de palabra, ni de hecho. Se ha caricaturizado con respecto a mi vida y eso es un hecho que es muy doloroso”, agregó.

/gap