En el marco de un seminario internacional anticorrupción, el Contralor General de la República, Jorge Bermúdez, explicó los tres estadios de la corrupción que la Contraloría ha planteado. Además confirmó la realización de reuniones entre Contraloría y Codelco por la auditoría de la cuprífera y sostuvo que la repercusión mediática se tiene que deber a que anteriormente no se fiscalizó.

“Cuando uno habla de corrupción, hay que plantearse que hay distintos tipos de corrupción, distintos estadios. Eso hemos querido plantear desde la Contraloría y eso a veces nos ha traído ciertos problemas con los gremios porque se malentiende” aseguró Bermúdez.

Los tres estadios

•“El primer estadio es el más ordinario, el más común; la coima, el soborno. Y eso es lo más sencillo de reconocer. Y tiene un nivel ético”.

•“El segundo estadio, es uno un poco más complicado, es de los conflictos de interés. Saber cuándo se está en conflicto de interés en situaciones o decisiones que es mejor abstenerse. La decisión que está tomando debería ser tomada por otra persona. Lo público se mezcla con lo privado, por eso es más complicado. Tiene un nivel ético”.

•“En contraloría estamos empeñados en instalar un tercer estadio, creemos que cuando se hace mal el trabajo, con desidia, desgano, procrastinado, eso produce que no detecte a tiempo una irregularidad o ilegalidad. Esto requiere un nivel ético mayor”.

“El trabajo mal hecho también está presente a veces en los otros niveles, y la corrupción está presente en cada uno de estos estadios” insistió el contralor.

La Contraloría cree que se puede luchar contra la corrupción, primero con una institucionalidad fuerte contra la corrupción, un sistema de integridad que siempre debe estar actualizándose. Previniendo los conflictos de intereses, facilitando la legislación para que no sea tan compleja. En segundo lugar, a través de la capacidad del sector público. Sector público que tiene debilidades. Y también bajo estándares éticos, porque al final cuando uno habla de corrupción, está hablando de un valor. Y los valores no los podemos imponer, están presentes en la sociedad. “No se puede escribir en una hoja y cumplirse”.

El Contralor también aseguró que en la sociedad actual existe un rechazo a la corrupción, pero se desconocen todos los tipos “La gente está muy clara de que la coima o el soborno es corrupción, pero hay otras formas que son igual o más graves que eso. Como cuando dos productores se ponen de acuerdo en la cuota de producción para abastecer al sector privado. Ellos piensan que están actuando muy eficiente, pero es colusión o conflicto de interés. También o cuando me salto los procedimientos y en vez de utilizar la licitación pública, estoy utilizando el trato directo que en realidad es un mecanismo que debería ser excepcional”.

“Lo que pasa en la alta dirección pública de nuestro país es que la percepción de lo que es corrupto o no, a veces no está tan clara” aseveró Bermúdez.

Financiamiento de la política

El Controlador Bermúdez sostuvo que la nueva legislación en materia de financiamiento de la política fue un avance, pero al mismo tiempo han detectado nuevas faltas éticas que no están contempladas en la ley.

“La ley que regula el financiamiento de la política quedó muy bien regulado, muy bien acotado en el financiamiento privada, no pueden ser de ciertas empresas, ni sobrepasar cierto monto. Pero cuando se llevó a la práctica en las elecciones municipales, en Contraloría hicimos un estudio y se descubrió que habían municipalidades aumentaron su presupuesto en publicidad y difusión hasta en un 40%, en el 80% de estas comunas los alcaldes fueron reelectos. Pasamos del financiamiento privado al financiamiento público. Ahí la ley quedó completamente al debe” aseveró.

Codelco

Al término de la actividad,  el contralor fue consultado directamente por la situación de Codelco, oportunidad en la que se mostró sorprendido por el revuelo y el impacto mediático de la intervención de la Contraloría.

“Me llama la atención, porque en realidad a nadie debería extrañar el control. Entonces esta reacción que ha habido, sobre todo mediática, a mí no me deja de sorprender porque lo único que ha hecho la Contraloría es hacer su trabajo” aseguró el contralor.

Para Bermúdez esto se debe a que “probablemente por muchos años en que no estuvo ahí la Contraloría”.

Bermudez explicó que la Contraloría tiene una priorización muy clara “en primer lugar dónde están los recursos públicos; en ministerios grandes, en municipalidades grandes y obviamente en empresas grandes, en realidad a nadie le debería extrañar el control”.

Sobre la eventual reunión con gente de Codelco, Bermúdez afirmó que “Nuestro equipo jurídico  se ha reunido con el equipo de la empresa estatal, pero como hemos dicho antes, nosotros estamos dispuestos, no sólo para Codelco, sino para cualquier empresa del servicio público para poder explicar algo que quizás no esté claro. Pero hay que tener claro que acá hay un principio intransable, que es principio del control, porque el Estado de derecho se funda en el control”.

El contralor sostuvo que legalmente si pueden realizar otra auditoria en Codelco, pero los recursos materiales que cuentan son acotados, así que difícilmente se realice.
/gap