Javier Soto, más conocido como el ‘pastor Soto’, fue invitado al programa de José Miguel Villouta en Vía X, “El Interruptor”.

Sin embargo, la entrevista se terminó de manera abrupta a pocos minutos de iniciarse, ya que Soto sacó una bandera de las minorías sexuales que tenía en su bolsillo y la usó como alfombra, calificándola de “trapo de inmundicia”.

Esta ofensa hacia las minorías sexuales y al propio Villouta, quien le hizo ver que eso era un insulto hacía él como homosexual, no fue aceptada por la directora de Contenidos de Vía X, quien le pidió al Pastor Soto que dejara de pisotear el emblema.

Ante la negativa del autodenominado pastor, se decidió dar por terminada la entrevista y Soto se retiró del estudio.

/psg