La comisión de Constitución del Senado continua la discusión y votación del proyecto de aborto en tres causales, impulsado por el gobierno de la Nueva Mayoría. Entre las indicaciones que ya se votaron en la instancia, había una que buscaba obligar al médico a resguarda la vida del niño, si este sobrevivía al aborto. Sin embargo, al igual como ocurrió en la comisión de Salud, los senadores oficialistas —Harboe (PPD), De Urresti (PS) y Araya (IND pro DC)— rechazaron la iniciativa.

El senador Alberto Espina (RN) propuso una indicación para resguardar la vida del niño, si este sobrevive al aborto y nace. Esta establece que “en caso de sobrevivencia del nacido el médico deberá resguardar siempre la vida e integridad física y psíquica del niño”.

En esa línea, Espina (RN) planteó que esta indicación “no debería ser cuestionable porque simplemente lo que dice es que si el niño sobrevive, el médico deberá resguardar su vida (…) No creo que alguien pueda oponerse a esa conducta”.

GOBIERNO RECHAZA RESGUARDAR LA VIDA DEL NIÑO SOBREVIVIENTE

Sin embargo, el gobierno manifestó su postura contraria a proteger la vida del niño nacido vivo. “Cuando se define un procedimiento terapéutico este es en función del diagnóstico y pronóstico (…) En esa segunda causal estamos partiendo de la lógica que aquí hay una malformación incompatible con la vida”, argumentó la doctora Robledo, representante del gobierno.

“Por lo tanto, las acciones terapéuticas si este niño sobrevive un segundo, minuto, horas o días tienen que ser proporcionales al diagnóstico y pronóstico que tiene esta persona (…) Si no esto se llama ensañamiento terapéutico y la idea es poder ofrecerle según la dignidad de todas las personas lo que es proporcional para su condición de salud”, agregó la doctora del Ejecutivo.

Frente a la respuesta, tanto el senador Hernán Larraín (UDI) como Alberto Espina (RN) le preguntaron sorprendidos a la representante del Ejecutivo si entonces estaba en contra de la indicación. Ella respondió que “la verdad es que está mejor redactado como nosotros lo tenemos, en relación a la propuesta y garantía de estas necesidades de acompañamiento que tiene la persona”.

ESPINA: “NO VEO POR QUÉ ALGUIEN SE PUEDE OPONER”

¿En qué hace daño nuestra propuesta? Esto es simplemente decir que si un niño nació vivo, ya nació, ponerle al médico una señal clara de lo que tiene que hacer. Ya no hay aborto, el niño milagrosamente logró nacer vivo. Creo que la madre lo único que va a querer es que la madre haga lo humanamente posible para salvar al niño, porque ella pensaba que el niño iba a morir”, afirmó el senador Espina (RN).

Para el senador RN la propuesta no tiene ninguna contradicción con el proyecto. “Oponerse a eso me parece muy delicado, no veo por qué alguien se puede oponer“, agregó desconcertado.

Por su parte, el senador Hernán Larraín (UDI) —quién apoyo la iniciativa— planteó que “la aprobación de esta indicación permitiría zanjar la duda de cuál es el deber médico frente a este niño que sobrevivió a los intentos de aborto que hubo. Me sorprende que el Ejecutivo esté en contra”.

En tanto, los senadores Felipe Harboe (PPD), Alfonso De Urresti (PS) y Pedro Araya (IND pro DC) —quienes no argumentaron su voto— rechazaron la propuesta de resguardar la vida del niño sobreviviente al aborto.

/gap