Universidad de Chile está a punto de cerrar a su tercera contratación con miras a la próxima temporada. Si esta mañana se confirmó el casi seguro arribo de Francisco Arancibia, proveniente de O’Higgins, ahora otro joven jugador está casi listo en el último campeón del fútbol chileno. Se trata de Martín Arenas, un jugador para muchos desconocido.

Arenas es delantero y tiene 20 años. Se sumaría al cuadro laico proveniente del Villarreal de España, elenco al que arribó en 2015 tras no llegar a a un acuerdo de contrato con el club que lo formó, Santiago Wanderers. En el “Submarino Amarillo” se sumó al equipo juvenil A, donde brilló con su talento y goles, atributos que incluso lo llevaron en ocasiones a entrenar con el primer equipo del conjunto de Castellón. De hecho la prensa hispana destacó su desempeño, bautizándolo como el “Niño Maravilla de Barón”.

El delantero nacional siempre llamó la atención desde pequeño por su calidad en la cancha. “Tres veces ha sido goleador de campeonato en distintas categorías, y en la Sub 11 anotó la no despreciable suma de 53 tantos con la camiseta verde. Martín es el presente y el futuro”, recuerda una publicación en la península ibérica. En esa misma entrevista, Arenas recordaba que “en el barrio me gustaba meterme a la cancha con los más grandes, desde chico. Y ganarles. Entonces se me daba fácil jugar en mi categoría y en categorías mayores. No tenía problema, y se notaba”.

Por Ignacio Soto Bascuñán