En medio del frenesí de primarias y de las diversas campañas y estrategias electorales, para nadie ha pasado inadvertida la apuesta “insu o metralleta” de Alberto Mayol, como bromean al interior del Frente Amplio. Con una lengua bastante más afilada que la de su contrincante, Beatriz Sánchez, y un discurso que apunta directamente al voto duro de la nueva coalición, su campaña ha logrado ir ganando terreno, “principalmente entre las organizaciones sociales y grupos más de izquierda del Frente Amplio”, aseguran desde su comando. Una capitalización que, según sus contrincantes electorales, no alcanzaría para ganar las elecciones primarias del 2 de julio.

Con la estrategia del “no entiendes nada” y un fuerte ataque al mundo político tradicional y al poder empresarial, logró marcar pauta en la primera jornada de franja electoral, además de ser el candidato más buscado en Google y con el mayor alcance en Twitter. Una postura arriesgada para la hora en que se transmite el espacio, según los especialistas, pero que lo ayuda a posicionarse desde la novedad y la distinción. Además, tras el primer debate televisado entre los candidatos del Frente Amplio, la mayoría de la opinión pública y los especialistas lo dieron como ganador, principalmente por una mayor consistencia programática, ante lo que ha sido descrito –entre los expertos electorales– como una apuesta “más blanda” o “ambigua” por parte del comando de Beatriz Sánchez.

Además, su campaña, que es respaldada por los partidos y movimientos Nueva Democracia, Partido Igualdad, Socialistas Allendistas, Izquierda Cristiana, SOL y Partido Pirata, junto con las organizaciones sociales Ukamau, No+AFP, Modatima, entre otras, ha desarrollado un fuerte despliegue territorial, que ha estado apuntando a ciudades más pequeñas y espacios rurales, en donde Sánchez no tiene gran espacio de conocimiento, una apuesta que habría logrado que bases completas de los movimientos que apoyan a Sánchez les informen a sus organizaciones que apoyarán la campaña de Mayol.

Esta situación ha llamado la atención al interior del equipo de la periodista, donde, previo al lanzamiento de la franja presidencial, habrían discutido el ascenso de la campaña del sociólogo, aunque afirman que es un crecimiento “con el techo histórico del 5% de la izquierda”. Desde el comando de Sánchez señalan que la diferencia entre ambas apuestas electorales es que la periodista apunta desde “la base de hablarles a los ciudadanos y no hablarles a los convencidos”, camino que sería clave para dotar de perspectiva el proyecto político a largo plazo.

El coordinador de la campaña de Beatriz Sánchez, Carlos Durán, sostiene que este proceso de crecimiento en la campaña de Mayol “no nos genera ninguna preocupación, por el contrario, nos genera la sensación de un efecto virtuoso de la primaria del Frente Amplio. Nuestra  preocupación principal es cuántos votos saca el Frente Amplio en relación con la candidatura de Beatriz. Entonces, nuestro objetivo político es mostrar la mayor capacidad de convocatoria”, indica.

Aún así, el aumento de Mayol podría significar un peligro para la candidatura de Sánchez, dadas las condiciones del día de primarias, plantean desde el Frente Amplio, ya que Chile podría jugar la final de la Copa Confederaciones, además de las condiciones climáticas que podrían ser complejas, factores que alejarían al voto blando de las urnas, quedando el “voto duro, cuadrado y militante” que respalda a Mayol.

Mayol: de académico a las bases

Tras la irrupción de Sánchez en la carrera presidencial, la apuesta por Mayol de algunos sectores del Frente Amplio se vio complicada. “Eran tiempos complejos y parecía que la candidatura podía hacer aguas, ni las bases militantes ni los mismos candidatos a las parlamentarias estaban convencidos de la apuesta”, cuenta un cercano a la campaña del sociólogo. Situación que se habría visto agudizada luego de que decidiera apoyar la legalización de Revolución Democrática (RD), momento en el cual la campaña completa se volcó a respaldar y fortalecer al partido de Giorgio Jackson. “Allí se veía a Alberto abrazado con la Bea, pero con una gigantografía detrás con el rostro de ella, lo que claramente nos dejaba en desventaja”, agrega.

Periodo gris en su candidatura, que cambió rotundamente cuando la estrategia pasó desde el objetivo de la legalización de RD a la consolidación de la apuesta del sociólogo, la que se centró en “los nichos organizados, principalmente las fuerzas políticas, gremios y organizaciones sociales”, sostienen desde el comando de Mayol. En tal marco, destacó la inserción de sindicatos, gremios profesionales, del transporte, “la vinculación de Alberto con la gente del SAG, No+AFP, pescadores artesanales, Modatima”, añaden, sumando a esto una “gira virtual internacional”, que apunta a conectarse con los más de 21 mil votantes en el extranjero.

El ex dirigente de la CTC y vocero de la campaña de Mayol, Cristián Cuevas, destaca que en su postura apelan a una militancia de izquierda, al tiempo que explica que dieron un giro y buscaron salir de “esta nebulosa en que no nos diferenciamos de quienes están al otro lado”. Cuevas hace hincapié en que, como organizaciones, “vamos a disputar poder político y a la mayoría y eso es algo que Alberto ha entendido y tiene un valor, que es que ha sabido cristalizar eficientemente”.

Una estrategia que tiene tranquilo al mismo precandidato, quien recalca que este crecimiento también se traduce en “señales que se están marcando fuera del Frente Amplio. En ese sentido también vemos una evolución, en la última medición –que es de la semana pasada– todavía estamos un poco abajo, pero estamos cerca”.

Desde Movimiento Autonomista, sector que apoya a Beatriz Sánchez, reconocen que ha habido un ascenso en la candidatura de Mayol, pero puntualizan que esto no necesariamente “se va a traducir en voto”, sino que en una mayor articulación de espacios al interior del Frente Amplio. “Previo a las primarias lo hizo muy mal Mayol, Kast se lo comió con zapatos, pero hoy cumple un rol importante dentro de las primarias, que es poner temas, eso lo ha logrado”, agregan.

Por otra parte, desde Revolución Democrática aseguran que “Alberto se parece más a la Beatriz Sánchez de Radio La Clave”, y agregan que la diferencia radica en que “la campaña de Alberto es más homogénea, pero la campaña de Beatriz es más variopinta”, por lo que tiene “que mantenerse en un cierto rango de discurso blando”. Reconocen que el equipo que apoya al sociólogo ha sido muy astuto al identificar un “clivaje en el ala izquierda del Frente Amplio” y, junto con ello, desplegar una estrategia territorial en sectores rurales y más precarizados, lo que no significa que la apuesta de Sánchez también busque llegar a esos sectores, “pero es de una forma distinta”, indican.

Durán recalca que “en ambas candidaturas hay expresiones de sobra de personas anónimas o conocidas que provienen de las luchas sociales, ese no es patrimonio de la candidatura de Alberto ni tampoco de la de Beatriz Sánchez, no hay una competencia de quién logra sumar más siglas de políticas sociales detrás de sí”.

Estancamiento o la otra estrategia de Sánchez

A pesar del crecimiento de la apuesta de Alberto Mayol entre los sectores que respaldan a Beatriz Sánchez señalan que es difícil que alcance la ventaja y alcance que tiene la periodista, debido a su mayor conocimiento público y al espectro más amplio al que ha apuntado con su campaña, con un discurso mucho más convocante y abierto al común de la gente, aunque reconocen que se ha dado un estancamiento natural, tras el impacto que tuvo el anuncio de su carrera presidencial.

Si hacemos el trayecto de este proceso, hay un primer momento en que Alberto se instala como candidato y en esas primeras semanas irrumpe la candidatura de Beatriz, que llega con fuerza por varios factores, pero tiene que ver con un nivel de conocimiento y posicionamiento, que tenía un nivel de adhesión pública, que hoy la tiene en el primer lugar de aceptación de la encuesta CEP”, señala uno de sus jefes de campaña, Carlos Durán.

Indica también que además cuenta con dos de las orgánicas más visibles del Frente Amplio (RD y MA) y sus figuras parlamentarias, “con un proceso progresivo de incorporación de nuevos actores, que en términos públicos y mediáticos era más atractivo”, lo que fortalece su apuesta.

Pero hay voces desde el Frente Amplio que afirman que, debido a su estrategia, “se ha ido perdiendo la misma Beatriz respecto a los atributos que ella tenía, como marcar definiciones, postura (…). Hay una mano, no sabemos cuál es, pero que tensiona al camino de la indefinición”.

Por otra parte, desde el comando de Mayol sostienen que el equipo de Sánchez “está haciendo una apuesta arriesgada, porque hace una apuesta presidencial para primarias y  hay un alto porcentaje que se abstiene en la primaria, por lo tanto, es un voto de nicho”. La vocera de Ukamau, Doris González, añade que la periodista “ha sido titubeante en varios temas, sin duda alguna que el tema de los DD.HH. es lo que mejor ha abordado en los últimos debates –que es un tema importantísimo para nuestro país–, pero no basta solo con eso. Ha sido titubeante y quizás no ha podido expresar todo lo que quisiera en los debates, donde Mayol se ha mostrado mucho más contundente y con capacidad de gobernar a un país”.

Desde Movimiento Autonomista explican que, cuando se calculó el proceso de construcción de programa “de forma participativa y vinculante, no pensamos que íbamos a tener primarias, entonces no se calculó con los tiempos de las primarias. Eso nos ha pesado”. Hacen hincapié en que “no tiene que ver con la ambigüedad y el voto blando, sino más bien con lo que se quiere proyectar, ahí hay diferencias que se expresan con Mayol, con Nueva Democracia y en algunos momentos con Igualdad”.

Durán agrega que tienen equipos programáticos que han estado “trabajando silenciosamente durante meses, tenemos un proceso programático, que se ha ido desarrollando, con el que hemos querido empalmar. Queremos decirle al país que esto que estamos proponiendole no son las ideas de Beatriz, son las de miles de personas que construyen un programa de Gobierno y que luego lo traducen a un proyecto concreto, con cifras, con viabilidad constitucional y ese es un trabajo colectivo. No necesitamos convertir a Beatriz Sánchez en una sabelotodo”.

Por otra parte, desde el comando de la periodista reconocen que las últimas dos semanas serán de una “fuerte arremetida”, tanto a nivel de franja electoral como a nivel territorial, en donde los comandos aumentarán su trabajo y la agenda de Sánchez se intensificaría a nivel de incidencia en los comunales.

En un sector de Revolución Democrática reconocen que ella “se distanció un poco de su origen, tomó un tono más cercano a la política tradicional, se normalizó”, pero agregan que los que han tomado la conducción del proceso electoral son los “terceristas y pantalones largos”, principalmente el jefe de campaña, Sebastián Depolo, y el sector del actual presidente de RD, Rodrigo Echecopar, y la abogada Claudia Sanhueza, “que ha tomado mucho poder”, lo que se vería reflejado en el protagonismo de algunos candidatos a las parlamentarias de dichos sectores en la franja presidencial y en los encuentros públicos y televisivos que ha sostenido la abanderada.

Respecto al supuesto protagonismo de RD en las decisiones del comando y de la estrategia de campaña, desde Movimiento Autonomista admiten que pudo darse en un principio de la campaña, pero puntualizan que con el tiempo se han logrado instalar otras líneas y prioridades programáticas, como la de la “alternativa feminista y el rol de los sectores populares en la construcción de un modelo alternativo”.

Nueva geografía al interior del Frente Amplio

Una arista que se ha abierto en medio de las primarias es la nueva articulación de fuerzas en su interior, que se han agrupado en torno a ambas candidaturas, dejando atrás –para algunos– las originales coaliciones internas, entre ellas, el denominado “Polo Emergente”. Además, también se empieza a hablar sobre qué es lo que pasará con el sector que pierda las elecciones y con su candidato.

Desde el comando de Mayol, Cuevas asegura que “hay un acuerdo: de quien gane las primarias, todos nos pondremos detrás de ese liderazgo”, lo que es respaldado por Durán, desde el equipo de Sánchez, quien afirma que no hay claridad de cómo se articulará la campaña presidencial definitiva. Pero Cuevas sostiene que “según el rendimiento que tengamos, alguno de los elementos nuestros van a tener que ser considerados en la forma y en fondo como proyecto de Gobierno (…). Somos un factor gravitante en el Frente Amplio y eso se va a tener que dar en el diálogo y discutiendo el documento de bases programáticas del Frente Amplio”.

Sin embargo, más allá de la candidatura presidencial es claro que se estaría “redefiniendo la geografía interna del Frente Amplio”, la que se disputaría entre las tesis de “cuán agresiva es la apuesta discursiva y programática”, además de si el clivaje izquierda y derecha sirve para los tiempos actuales, junto con la relevancia y peso de los espacios territoriales, puntos que tensionan a las distintas orgánicas y a sus bases internas también. Sumado a esto, plantean desde el frenteamplismo, se han visto desdibujadas las anteriores alianzas: por un lado, se comienza a concretar la conducción de Revolución Democrática y de Movimiento Autonomista, mientras que, por el otro, estaría emergiendo un sector ligado a la izquierda más dura y tradicional, comandado por distintas organizaciones sociales, Nueva Democracia e Igualdad, las que estarían “acumulando fuerza a partir de la candidatura de Mayol para disputarles la conducción a RD y MA”.

Además, entre las opciones posprimarias, también ha surgido el rumor de una posible candidatura senatorial de Alberto Mayol por la Quinta Región, en donde ya se han zanjado nombres desde el Partido Humanista y Revolución Democrática. Ante esto, Mayol aclara que depende de los resultados de las primarias, pero que “la verdad es que no me interesa ningún camino a una candidatura. Si es que llego a perder, me parece que no es el camino. En una candidatura presidencial, si tú pierdes, debes asumir que perdiste”. Agrega que “las senaturías que están hoy día con posibilidades de postulación son en las que tengo menos trabajo que en otras regiones, por lo tanto, me parece una falta de respeto ir a otros lugares, donde no tienes un trabajo previo”.

Respecto a su posible fichaje en alguna de las organizaciones que hoy lo apoyan, asegura que no lo tiene contemplado, pero que “no se cierran puertas ni posibilidades, pero yo creo que lo que sí es importante es que hay un proyecto que interpreta a mucha gente, que, si se valida en términos de la votación, efectivamente va a significar que el Frente Amplio va a necesitar de un polo que le dé variedad y diversidad dentro del Frente Amplio. En ese sentido, hay que trabajar y ver cuál es el mecanismo, no estoy pensando ni descartando espacios de militancia”. Finalmente, señala que mira con detención “la importancia de los independientes dentro del Frente Amplio de Uruguay”.

Por Macarena Segovia para elmostrador.cl

/psg