Minutos antes del tradicional almuerzo de cada martes de los senadores de la Nueva Mayoría, los parlamentarios de la DC sostuvieron una reunión para discutir el proyecto que busca despenalizar el aborto en tres causales.

En el encuentro participaron el senador independiente pro DC Pedro Araya y la presidenta y candidata presidencial DC, Carolina Goic.

Los representantes de la falange en la Cámara Alta acordaron en la cita no comprometer el apoyo de la bancada hasta que no se cumplan ciertas condiciones, consigna La Tercera.

Al respecto, el senador Patricio Walker declaró que “el proyecto se va a votar en el plazo que corresponda, de acuerdo a la urgencia que le ponga el Ejecutivo. Los senadores de la DC -sin perjuicio de que hay distintas posturas respecto del proyecto aprobado por las respectivas comisiones- hemos acordado que efectivamente se tiene que consagrar la ‘objeción de conciencia’, no solo para los médicos, sino que también para el personal que trabaja con los médicos (…), salvo obviamente cuando hay peligro de la vida de la madre”.

Aunque, habían otras dos razones para condicionar la ley de aborto en tres causales: la molestia que hay en la DC por la poca voluntad del oficialismo en sacar el proyecto de los gobernadores regionales y las razones personales que tendría el senador Pedro Araya, pareja de la ex ministra de Justicia Javiera Blanco.

El parlamentario por Antofagasta apareció el martes en la Comisión de Constitución del Senado para la tramitación del proyecto de aborto, luego de haberse retirado el lunes tras conocer que la comisión investigadora Sename II le atribuyó a Javiera Blanco una “negligencia inexcusable” en la crisis del organismo.

De acuerdo a Araya, no abandonó la sesión como una reacción a lo acordado en la comisión investigadora respecto a su pareja, “fue solamente una coincidencia temporal el día de ayer (lunes)”, dijo.

De todos modos, aseguró que “señalar que la ministra Blanco es la única responsable me parece que no corresponde (…) se le imputan muchas cosas que ni siquiera cuando ella era ministra ocurrieron, (sino que) ocurrieron en caso de ministerios anteriores”.

“Esto todos lo han dicho: es una investigación que se ha llevado por más de 10 años de lo que ha ocurrido en el Sename, cuando Javiera ni siquiera era ministra de Estado en esa materia, y lo que ocurre con este tipo de situaciones es que al final del día terminan complicando más la situación al interior de la coalición y, a mi juicio, van haciendo inviable poder llegar a acuerdos en distintos temas”, afirmó el legislador.

“Políticamente fue un error lo que ocurrió ayer (lunes) en la Cámara de Diputados con la comisión Sename”, concluyó.

A juicio de la diputada Camila Vallejo, la iniciativa de interrupción del embarazo y lo que se decida en la comisión investigadora Sename II “tienen que avanzar por carriles separados”.

“Si hay alguna relación de carácter familiar, amorosa entre personas involucradas, eso no puede significar nada al momento de la votación política. Además, que la Democracia Cristiana ha comprometido su apoyo en esta materia”, acotó la parlamentaria.

/gap