Un crecimiento de 43% es el que se registra en el número de trabajadores cubiertos por el sistema de mutualidades en los últimos diez años. Según las cifras de la Superintendencia de Seguridad Social (SUSESO), más de 4,9 millones de trabajadores son los que están protegidos ante accidentes laborales y enfermedades profesionales a través de la afiliación a la ACHS, Mutual de Seguridad de la C.Ch.C. e IST.

Esto ha sido determinante para que en el mismo periodo los trabajadores que están cubiertos por la Ley 16.744 de Seguridad y Salud en el Trabajo –y que suman los beneficiarios de las mutualidades y del ISL- se hayan incrementado en 29%. Hoy son 5,7 millones las personas protegidas por el seguro de la Ley 16.744, de las cuales un 86% son trabajadores acogidos por el sistema de mutualidades, que cubre prestaciones médicas, prestaciones preventivas y prestaciones económicas (subsidios, indemnizaciones y pensiones).

Para el presidente de la Asociación de Mutuales de Chile, Ernesto Evans, “este crecimiento obedece a que tanto trabajadores dependientes, por cuenta propia y empleadores han entendido lo relevante del seguro laboral. A través de un costo marginal para el empleador, todos los integrantes de una empresa acceden a seguridad y salud en todo el ciclo de trabajo como prevención, rehabilitación e indemnización por incapacidad en todo el periodo laboral; cobertura en accidentes de trayecto y; atención de calidad y especializada en centros que están a lo largo del país”.

En los últimos diez años los empleadores adheridos al seguro social a través de las mutualidades aumentaron en más de dos veces. En 10 años, las unidades empleadoras acogidas a ACHS, Mutual de Seguridad de la C.Ch.C e IST pasaron de 79.430 a ser 174.339.

“Este es un sistema de carácter solidario, de altos estándares e inclusivo, donde los beneficios que reciben empresas y sus trabajadores no se limitan al proporcional del pago de su cotización; permite dar altos estándares de cobertura y servicio a empresas con pocos trabajadores, que por sí solas no alcanzan a cubrir sus gastos asociados; y gran parte de las compañías atendidas por las mutualidades son pequeñas y medianas”, puntualiza Evans.

Pese al mayor número de trabajadores que se han incorporado al sistema, el trabajo en prevención ha sido clave para la reducción de manera significativa de la accidentabilidad laboral desde 30 trabajadores a menos de 4 por cada 100 de ellos.

CAMPAÑA PARA TRABAJADORES

Hoy las mutuales están desarrollando una campaña que busca instruir a los trabajadores sobre los distintos ámbitos de protección que tienen al estar incorporados al sistema.

A juicio de Evans, “los trabajadores deben estar informados sobre los derechos y deberes que tienen al estar acogidos al sistema de mutualidades, no solo en términos de prevención, atenciones de salud y prestaciones económicas en caso de accidentes, sino que también en el rol participativo que pueden tener en sus propias organizaciones por medio de comités paritarios”.

Hoy las mutuales operan en las 15 regiones del país, con una Red de infraestructura de alta calidad a lo largo del país y cuentan con 5 hospitales, 21 clínicas, 216 centros de atención y 11 policlínicos.

/gap