Los chilenos están cada vez más endeudados y las razones pueden ser muchas, pero todas se pueden resumir con una sola frase: gastó más de lo que podía pagar. Es por este motivo que el XVI Informe de Deuda Morosa del primer Trimestre de 2017, elaborado por Equifax y la U. San Sebastián, arrojó un aumento récord del 9,7% de endeudados en los tres primeros meses del año, llegando a las 4.335.811 personas morosas.

Es así que cuando se presenta esta situación llegan también los dolores de cabeza, las preocupaciones y la ineludible pregunta de cómo salir de las deudas de forma sencilla y sin comprometer el patrimonio familiar, por lo que siempre son bienvenidas algunas consideraciones sobre cómo acabar rápidamente con las deudas y tener un estado financiero saludable.

En este sentido, Cristián Lecaros, CEO de Inversión Fácil, señala que “lo primero es elaborar un buen plan financiero, lo que se consigue a través de una relación de ingresos y egresos, tanto fijos como variables. De acuerdo a esto, puedes determinar qué gastos son realmente necesarios en tu presupuesto familiar y cuáles prescindibles o deseables. Los gastos prescindibles son los que se pueden posponer, como por ejemplo la renovación de ropa o artículos electrónicos, mientras que los deseables son aquellos lujos que mejorarían tu vida, pero que no la afectarían en lo más mínimo si es que no se ejecutan, como la compra de un auto último modelo”.

Por otro lado, también es recomendable reducir los gastos que uno tiene. “Una vez definido el punto anterior, puedes analizar qué gastos debes eliminar de tu presupuesto, a fin de destinar ese monto al pago de las deudas que te agobian. Para esto, además, se debe realizar un listado de deudas y pactar acuerdos con tus acreedores, por lo que se puede elaborar una lista del total de compromisos de pago y el dinero que decidas destinar a cada uno”, resalta Lecaros.

Finalmente, y aunque sea difícil, se deben cancelar las tarjetas de crédito. “Hazlo por lo menos mientras saldas tus deudas, así evitas la tentación de gastar con ellas y asumir el costo extra de las altas tasas de interés que manejan. Jamás cometas el error de endeudarte más para saldar tus obligaciones, eso significa pagar intereses sobre intereses”, recomienda el experto.

Y si con estos pasos todavía no se llega a la solución para saber cómo salir de las deudas, en Chile existe el trámite de renegociación y liquidación de bienes, el que permite acordar nuevas formas y fechas de pago, o ejecutar bienes para pagar a los acreedores, aunque la idea es que se no llegue a esta instancia, donde se pone en riesgo el patrimonio.

/gap