La increíble escena se registró en Australia cuando un joven de 26 años se habría drogado con una metanfetamina conocida como “ice” en las inmediaciones de una playa y al ver a un cocodrilo de agua salada a unos metros, el sujeto se sacó la ropa y se acercó al reptil completamente desnudo con intenciones sexuales.

Así lo confirmaron testigos al indicar que el hombre comenzó a intentar “tener relaciones sexuales” con el animal, que rápidamente se defendió.

En cuestión de un segundo, según los presentes, el cocodrilo lo atrapó con sus mandíbulas y se sumergió en el agua. Tanto el reptil como el hombre desaparecieron y al momento ninguno de los dos fue visto, apesar de los tareas de busqueda por parte de efectivos de la policía local.

Según indicaron a la policia los amigos del depravado, “comenzó a actuar de manera extraña, luego de fumar grandes cantidades” de la citada droga.

/psg