Alexis Sánchez marcó el único tanto chileno en el empate ante Alemania y, así, se convirtió en el goleador histórico de la Selección, con 38 anotaciones. Tras el encuentro, el tocopillano comentó la situación y dijo no caer todavía en la cuenta de lo que significa realmente su marca. “Realmente no dimensiono lo que hice. Quizás más adelante, cuando sea viejo, pueda entender todo esto”, dijo.

“Es algo que soñé desde niño. Cuando debuté en la Selección, con 16 años, tenía la ilusión de llegar hasta acá”, aseguró el de Arsenal. “Cuando deje de vestir esta camiseta me voy a dar cuenta de lo que conseguí hoy día”, añadió.

“Es difícil vestir este escudo y llevar el nombre de Chile a lo más alto. Ojalá todos los chilenos valoren todo esto”, dijo. “Me enorgullece mucho superar a Marcelo Salas. Algún día lo vi y me inspiré en él. Pero no hay que comparar ni empezar con quién es más bueno o quién es más malo. Espero algún día estar sentado tomándome una copa de vino, viendo cómo alguien me supera”, expresó.

Finalmente, respecto del empate ante Alemania, el goleador afirmó: “Enfrentábamos a un rival muy duro, pero nunca bajamos los brazos. Lo que más me deja contento es la entrega del equipo. De ahora en adelante hay que mantener la intensidad. Vamos por una tercera copa y estamos todos motivados para lograrlo, conscientes, eso sí, de que esto todavía no se termina”, cerró.

Por Ignacio Soto Bascuñán