Cristiano Ronaldo, internacional portugués del Real Madrid, no se plantea pagar los 14,7 millones de euros que presuntamente defraudó a Hacienda, tal y como figura en la denuncia de la Fiscalía, antes de acudir a declarar al Juzgado de Instrucción número 1 de Pozuelo de Alarcón (Madrid) el próximo 31 de julio y por tanto mantiene su postura en el litigio, confirmaron a EFE fuentes de Gestifute, la empresa que representa al futbolista. De esta forma, la compañía que lleva los asuntos de Cristiano sale al paso de los contínuos comentarios que hablan del pago inmediato de los 14,7 millones que le reclama Hacienda.

El futbolista, tras surgir el conflicto con Hacienda, contrató los servicios del despacho Baker&McKenzie donde los abogados José María Alonso Puig y Luis Briones dirigen la defensa de Cristiano Ronaldo. Cristiano ha sido citado a las 11 de la mañana del último día de julio por la juez que investiga el caso, Mónica Gómez Ferrer, como investigado, según comunicó el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

La Fiscalía acusa a Cristiano Ronaldo de crear una estructura societaria para defraudar 14,7 millones de euros de forma “consciente” y “voluntaria” y le imputa cuatro delitos contra la Hacienda Pública cometidos entre 2011 y 2014, que suponen un fraude de 14,7 millones.