Es conocida como la noche “más larga del año”, pero si duda son sus rituales lo que la hacen más que especial.

Pedir deseos, “enganchar amores” y otro tipo de trucos se pueden realizar a media noche, justo en la víspera a la “Noche de San Juan”.

Esta es una fecha para celebrar el solsticio de verano (propio del hemisferio norte en esta época) y que popularmente se relacionaba con la fertilidad, este es el motivo por el que elementos como el fuego y el agua, siempre estaban presentes en las celebraciones.

En el ámbito de los católicos, esta celebración se atribuye  al nacimiento de San Juan Bautista. Una tradición extraña, porque los santos del catolicismo, siempre se recuerdan en relación a su muerte. No obstante, este caso especial, dice la historia, se debe que él fue puro desde el momento de su nacimiento.

Pero la noche del 23 de junio (de 23 a 24) también tiene mucho de leyendas terroríficas y supersticiones, la jornada está plagada de rituales que, para muchos pueden significar la abundancia.

Para que sepas qué hacer esta noche te dejamos a continuación una serie de “rituales” de la costumbre popular, los que pueden ser ciertos o absolutamente falsos:

– Higuera musical: si te colocas debajo de este árbol con una guitarra, automáticamente, aprenderás a tocar un instrumento como por “arte de magia”.

– Esperma en recipiente de agua: se coloca esperma en una fuente de agua fría, después de enfriarse el agua, las espermas adoptan ciertas formas donde se puede dilucidar la suerte.

– Fuente de agua: si pones una fuente con agua, un espejo y dos velas blancas, verás aparecer lo más importante que se aproxima a tu vida.

– La yema de huevo: se puede leer la suerte en la yema de un huevo, vaciado en un vaso. Es ahí donde dicen que se forman las imágenes.

– La tinta: A las doce de la noche, debes derramar tinta sobre una hoja de papel, después la doblas y la vuelves a doblar. A la mañana siguiente, debes abrir los dobleces e interpretar el dibujo de la tinta.

– El nombre de tu futuro marido o mujer: Si quieres saber quién va a ser tu marido o mujer, entierra tres porotos, asignándole a cada poroto el nombre de un pretendiente. Aquel poroto que amanezca más brotado revelará el nombre del futuro cónyuge.

– Invitar a un desconocido: Según Oreste Plath, entre las tradiciones que han desaparecido en Chile figura la de salir a la puerta de las casa, coger al primer transeúnte que pase e invitarlo a entrar y hacerse parte de la fiesta.

– El futuro según tres papas: Para saber cómo le irá a la persona en el amor o en el dinero, primero hay que colocar tres papas debajo de la cama: una sin pelar, otra a medio pelar y la tercera pelada. A media noche se saca una papa sin mirar. Si se escoge la pelada tendrá muchos problemas, a medio pelar no le irá mal, pero tampoco bien, si saca la sin pelar le irá muy bien.

– Cuidado con el reflejo: Se dice que al dar las 12 en punto se puede ver en el reflejo del espejo al mismísimo señor de las tinieblas dispuesto a ofrecer un buen trato para negociar tu alma.

/gap