Cuando Hyon Song-wol apareció en la 9ª Convención Nacional de Artistas de Corea del Norte, el 16 de mayo de 2014, muchos desconfiaron de sus ojos. Se suponía que la amante de Kim Jong-un llevaba nueve meses muerta.

Según The Chosun Ilbo, uno de los periódicos principales de Corea del Sur, con una circulación de más de dos millones, la cantante pop del Conjunto Electrónico Pochonbo —nombre de una batalla que Kim Il-sung libró durante la ocupación japonesa—había sido detenida el 17 de agosto de 2013 y fusilada tres días más tarde por violar las leyes que prohíben la pornografía.

Ella y Mun Kyong-jin, líder de la Orquesta Unhasu, también detenido, habían filmado un video pornográfico; como en el momento del arresto se habían encontrado Biblias en posesión de los músicos, el asunto se había agravado. Luego de asistir a los fusilamientos en Pyongyang, los familiares de los músicos habían sido enviados a campos de trabajo forzado.

Hyon Song-wol, ex amante de Kim Jong-un dada por fusilada tras un disgusto de la esposa del líder, cantó el hit norcoreano “Mujer excelente como un caballo”, que se aprecia en el video superior.

Hyon Song-wol, ex amante de Kim Jong-un dada por fusilada tras un disgusto de la esposa del líder, cantó el hit norcoreano “Mujer excelente como un caballo”, que se aprecia en el video superior.

Y sin embargo allí estaba Hyon, en el evento que transmitía la televisión estatal norcoreana, viva y en uniforme militar. Le agradeció a Kim “su confianza celestial y su cálido cuidado” y aseguró que los artistas tenían la determinación de dar lo mejor de sí para “su ejército amado y su pueblo” y contra “el enemigo”.

Hyon y Kim fueron novios en la adolescencia, antes de que él fuera a estudiar a Suiza. Cuando regresó, Kim Jong-il interrumpió la relación: su hijo no podía salir con una muchacha que cantaba en minifalda. Para complacer a su padre, Kim Jong-un se casó con Ri Sol-ju, también música.

A la muerte de Kim Jong-il, sin embargo, el hijo retomó su relación con Hyon. De esa intriga palaciega se deriva la caída en desgracia de la cantante. Que parece haber sido cuestión del momento, porque en 2015 salió de gira por China con la Orquesta Moranbong, una formación de mujeres elegidas por el líder norcoreano en persona.

La orquesta Moranbong fue un intento fallido de Pyongyang por ofrecer música moderna y detener el pop de Corea del Sur, que aunque es ilegal circula en mp3.

La orquesta Moranbong fue un intento fallido de Pyongyang por ofrecer música moderna y detener el pop de Corea del Sur, que aunque es ilegal circula en mp3.

El video que la cantante pop habría filmado y se distribuyó en China la muestra practicando rutinas de danza con fondo de música occidental, como “Aloha Oe” en la voz de Elvis Presley. En YouTube, en cambio, bajo su nombre aparecían imágenes pornográficas.

Entre las especulaciones que despertó el caso, sumado a la falta de información y a la desaparición pública de Hyon —quien se había casado y criaba un hijo— el periódico japonés Asahi Shimbun arriesgó que Kim había ordenado las ejecuciones para “prevenir los rumores de que su esposa, Ri Sol-ju, había participado en actos similares cuando era cantante”.

En el momento, los chismes se incendiaron aún más cuando la agencia de noticias oficialista dijo que la denuncia surcoreana era la obra de “psicópatas” y “enfermos del conflicto”. La provocación “imperdonable y horrorosa” había herido “la dignidad del líder supremo”.

Hyon Song-wol fue novia de Kim Jong-un antes de que él estudiara en Suiza. Cuando Kim Jong-il, que se oponía a la relación, murió, su hijo retomó la relación con la artista, y malquistó a su esposa.

Hyon Song-wol fue novia de Kim Jong-un antes de que él estudiara en Suiza. Cuando Kim Jong-il, que se oponía a la relación, murió, su hijo retomó la relación con la artista, y malquistó a su esposa.

El disgusto de Ri tiene otro origen, en todo caso: en julio de 2012 ella asistió a un espectáculo musical con su esposo, pero los medios del mundo dijeron que la acompañante de Kim era Hyon.

“En Corea del Norte hay varios grupos musicales famosos”, escribieron Daniel Tudor y James Pearson. “Todos son —literalmente— instituciones nacionales, pues han sido fundados por el gobierno. Los más populares incluían al Conjunto Electrónico Pochonbo y la Banda de Música Ligera Wangjaesan“.

El éxito mayor de Pochonbo fue “Mujer excelente como un caballo”, canción de 2005 sobre una productiva obrera textil, cuyo video grabó Hyon: “Los camaradas de la fábrica bromean, / dicen que soy una virgen como un semental. / Luego de trabajar todo el día aún me queda energía”, dice la letra.

Otras canciones de la banda de la ex amante de Kim se titulan “Pisadas de soldado”, “Somos las tropas del Partido” y “Amo Pyongyang”.

Hyon no fue ejecutada como se creía, sino que discretamente salió del primer plano. En 2014 reapareció en un acto oficial (video final). Luego salió de gira por china con la Orquesta Moranbong.

Hyon no fue ejecutada como se creía, sino que discretamente salió del primer plano. En 2014 reapareció en un acto oficial (video final). Luego salió de gira por china con la Orquesta Moranbong.

Según escribieron en su libro los ex corresponsales británicos en Seúl, cuando Kim se casó con Ri Sol-ju —ex cantante de la Orquesta Unhasu—Hyun tuvo que esfumarse. Ellos confirmaron que Hyon está viva, aunque no goza del favor que solía tener. “El gobierno parece reconocer tácitamente que Pochonbo, Wangjaesan y demás han pasado de moda. Acaso en respuesta a la imparable hallyu (ola coreana) del sur, Corea del Norte tiene ahora su propia banda de chicas como se debe, con faldas cortas y peinados glamorosos”: la Moranbong.

Sin embargo, el pop norcoreano tiene muy pocas posibilidades de encontrar los fanáticos que se supone que lo siguen: “El estilo es más ’80s que otra cosa”, escribieron Tudor y Pearson. La música de Corea del Sur es ilegal pero también popular: se comparte en formato mp3, y los reproductores cuestan USD 8 en el mercado negro. “El pop surcoreano trata sobre el amor, el sexo y las rupturas, todos tópicos que los jóvenes en ebullición hormonal encuentran interesante”.

En cambio, las letras norcoreanas son higiénicas, ilustraron los autores, o simplemente “canciones que ninguna persona joven querría escuchar: elogios a la familia gobernante, exhortaciones a trabajar con diligencia, recuerdos nostálgicos de pueblos y madres”.

/gap