El evento principal del UFC Fight NIght 112 enfrentó a Justine Kish y Felice Herring, sin embargo, la pelea quedó en segundo plano después del vergonzoso accidente que sufrió la luchadora rusa.

Durante el tramo final del enfrentamiento, la oriunda de San Petersburgo intentó salir de una llave al cuello trasera y para hacerlo tuvo que emplear demasiada fuerza. Al liberarse del intento de sumisión se vieron unas curiosas manchas sobre el octágono.

Será una velada que Justine Kish querrá olvidar rápidamente, no sólo por su derrota, sino por lo que ocurrió durante ella. El combate estaba pronto a finalizar, el reloj marcaba 2:54 minutos para el final y la estadounidense dominaba dentro del ring.

El hacer fuerza al resistir la sumisión de Felice Herrig, tuvo consecuencias en Justine Kish.

Kish logró liberarse de la llave a la perfección, sin embargo hubo un detalle que no se le escapó al ojo del televidente. Sobre el final, en una toma aérea de la cámara, se evidenció el vergonzoso episodio que protagonizó la luchadora, que había defecado sobre la lona.

El árbitro paró el combate y dio como ganadora a Herrig, quien obtuvo su tercera victoria en Oklahoma y le cortó una racha de seis peleas invicta a la rusa de 29 años.

/gap