Un centro de madres y la alarma que avisa la proximidad de un tsunami fueron arrasados desde el sector de Horcón, en la comuna de Puchuncaví, durante la jornada de este domingo, y en medio de intensas marejadas que ayer afectaron la zona central del país.

El efecto del mar, no sólo arrasó con infraestructura pública y privada, sino que también dañó la costanera, provocó socavones, y daños mayores en caletas como la de Maitencillo, donde varios pescadores perdieron sus embarcaciones.

En conversación con SoyValparaíso.cl, la alcaldesa de Puchuncaví Eliana Olmos comentó que el área más afectada de la comuna fue Horcón. “Hay un socavón importante en la costanera, en el sector de los artesanos y los postes están en el suelo”, dijo.

La autoridad, que ha recorrido desde temprano las zonas afectadas, señaló que producto de las marejadas un centro de madres fue destruido. “Con personal municipal rescatamos lo que pudimos y lo llevamos a una sede que está en el sector alto de Horcón, es lo que pudimos salvar”, dijo Olmos.

La alcaldesa destacó que con sacos de arena se pudo evitar que el agua ingresara a las propiedades que están en el borde costero. “Los pescadores pudieron llevarse sus embarcaciones a la calle principal, y los salvaron”, puntualizó.

La autoridad también señaló que hubo daños importantes en la avenida del Mar de Maitencillo. “Las marejadas no afectaron casas, pero dejaron gran cantidad de material del borde costero en la calle. Piedras, maderas, arena, y esperamos que pase el sistema frontal para pasar una máquina y limpiar el lugar”, dijo la autoridad.

Olmos pidió ayuda al gobierno, “nosotros no tenemos recursos para enfrentar esta situación. Hemos perdido muros de contención, y se rompieron hasta las sirenas dispuestas para avisar de un tsunami”, dijo la alcaldesa.

/gap