“¿Con qué sistema de pago podrán viajar los adultos mayores en la línea 6, ya que -según anunciaron en Metro de Santiago- no existirán boleterías?”. La pregunta de Luis Villota a Línea Directa refleja una de las principales dudas de los pasajeros de la tercera edad, que prefieren usar ese medio de transporte. Y la respuesta es: la TAM.

Según Metro de Santiago, se trata de la nueva Tarjeta Adulto Mayor, un plástico con chip personalizado y foto, que cuenta con tecnología contact less en los accesos. Asimismo entrega la opción de cargar el monto deseado (con un saldo tope de $25.500) en cualquier estación. También se podrá recuperar el saldo en caso de extravío y no requiere de renovación, sino solo de una validación anual en un tótem de metro.

Para adquirir la TAM, los adultos mayores con su beneficio vigente deberán retirar sus nuevas tarjetas a partir del 31 de julio en la estación correspondiente, según la comuna del domicilio registrado al momento de inscribirse.

La información sobre los lugares de retiro estará disponible a partir del 10 de julio en el sitio web de Metro (www.metro.cl). Además, se podrá consultar vía telefónica llamando al 600 600 9292, ingresando el RUT.

Boleto con problema

M. Cristina Muñoz, adulta mayor, prefiere movilizarse en metro debido a que goza del beneficio del ticket rebajado. Sin embargo, cada vez que ha comprado un set de 10 boletos, “las máquinas me lo rechazan y debo ir a las cajas para que me lo revaliden, perdiendo tiempo”.

Y añade que no entiende “cómo metro no crea una tarjeta, tipo bip!, para evitar inconvenientes de este tipo”. El requerimiento de la reclamante se hará efectivo a fines de julio. “Esto nos permitirá cumplir con el anhelo de muchos de nuestros usuarios adultos mayores en el sentido de contar con una tarjeta que les permita viajar sin la necesidad de adquirir boletos”, dijeron.

En cuanto a la eventual falla de los tickets que menciona la lectora indicaron que no han tenido reclamos masivos que les permitieran determinar que exista un problema generalizado. “Si bien existen casos puntuales, estos son resueltos por personal de la empresa, ya sea cambiando el pasaje o permitiendo el ingreso por las puertas laterales”, concluyeron.

/gap