No sólo el borde costero sufrió serios problemas con el temporal que afectó desde la madrugada del domingo la Región de Valparaíso. En Quilpué, un estero inundó el sector de Belloto Norte, ingresando a las casas de los vecinos del condominio Estrella del Norte, donde viven 78 familias que fueron reubicadas tras el megaincendio que en 2014 afectó al sector alto de Valparaíso.

Según detalló El Mercurio de Valparaíso, en el lugar viven 128 familias, quienes vieron cómo sus viviendas se inundaron tras el desborde de uno de los brazos del estero que recorre la comuna.El estero está a 30 metros de las viviendas, y el intenso caudal que traía, provocó que en cuestión de segundos llegara a las viviendas.

En concreto, fueron seis los departamentos que quedaron dañados por la entrada de agua.Tras el desborde, fue personal municipal el que llegó para ayudar al despeje y dilucidar las causas que generaron la emergencia.El director de Operaciones y Emergencias del municipio, Cristián Cáceres, dijo a El Mercurio de Valparaíso que se logró constatar que en un terreno privado contiguo al condominio “hubo intervención de privados”, que habrían instalado un “tubo” para permitir el paso de camiones a ese terreno.

Agregó el funcionario municipal: “El diámetro del tubo no soportó la carga de agua que venía con la lluvia. Si ya el estero en su normalidad tiene una cantidad de agua importante, más aún con la que cayó en estos días de temporal, entonces, el caudal buscó otro camino, se desvió y fluyó hacia un punto más bajo, hacia este lado del condominio”.

Desde la constructora a cargo del condominio Estrella del Norte, inmobiliaria Altes, lamentaron lo ocurrido y puntualizaron que, “al igual que el último temporal, el excesivo caudal de agua proveniente de los canales sobrepasados, y construcciones del sector oriente, han permitido el desborde inusual de canales causando daños consecuentes. Por lo tanto, no cabiéndole a nuestra empresa responsabilidad en este lamentable hecho de fuerza mayor”.

Pero los vecinos no sólo sufrieron con el desborde del estero. Algunos departamentos, tienen filtración de agua en sus paredes.La presidenta de la junta de vecinos, Karen Romero, dijo que “esto es inhumano, la gente no puede seguir viviendo así. Éstas son casas nuevas, sólo tienen dos años, y supuestamente somos un condominio privado. Entonces, no puede ser posible que con cada lluvia tengamos que vivir esto”.

/gap