Paolo Maldini sigue trazándose desafíos. El ex defensa de la selección italiana incursionó en el tenis, donde hoy tuvo su primera oportunidad en un torneo profesional: el Challenger de Milán, al que accedió gracias a una invitación de los organizadores. Eso sí, la experiencia en términos de resultados no fue positiva, pero representó un hito en su carrera deportiva.

En compañía de su entrenador Stefano Landonio (46 años, sin ranking), el ex jugador del Milan enfrentó a la dupla conformada por el polaco Tomasz Bednarek (35 años, 195º) y el holandés David Pel (25 años, 208º). El marcador fue lapidario: 6-1 y 6-1, en apenas 42 minutos y dentro de un court central repleto.

Después del partido, Maldini hizo una comparación entre el fútbol y el tenis. “Son dos deportes totalmente diferentes. Uno de ellos es en equipo, el otro es único y eso es lo bello y lo feo del tenis. Además, hay una raqueta, que es una herramienta que uno debe ser capaz de controlar, y ésa es una de las cosas más difíciles para un ex jugador de fútbol”, expresó.

“Tengo mis ídolos de infancia y luego está Federer, que es un maestro, con el debido respeto al resto de los jugadores”.

Por Ignacio Soto Bascuñán