Serena Williams será la protagonista de la portada del a revista Vanity Fair de agosto, donde posó desnuda para mostrar lo avanzado de su embarazo.

Seis meses de gestación tiene el hijo de la tenista, que reveló cómo se dio cuenta que estaba esperando un bebé: “En la semana previa al Australian Open sintí que no estaba físicamente como siempre y mi amiga Jessica Steindorff, productora de cine, me sugirió que hiciese un test de embarazo”.

De igual forma, en el reportaje cuenta que su pareja, Alexis Ohanian, nunca había visto tenis hasta que la observó jugar a ella.

/psg