El Consejo de Defensa del Estado (CDE) informó que, luego de una sesión de su Consejo Pleno, decidió recurrir de casación en el denominado caso Riggs, a la resolución de la Corte de Apelaciones de Santiago que ordenó devolver los dineros y los bienes que habían sido incautados a los herederos del general (r) de Ejército Augusto Pinochet.

En un fallo dividido, según consigna “El Mercurio”, la Tercera Sala del tribunal de alzada revocó el 21 de junio la decisión que había adoptado en mayo de 2015 el entonces juez de la causa, Manuel Valderrama, respecto de traspasar al fisco los dineros decomisados en 2004. El fallo sostuvo que el ente “contó con la posibilidad de interrumpir la prescripción de la acción civil mediante su ejercicio durante el sumario o (…) con su mero anuncio, constituyéndose de ese modo en parte civil, lo que no aconteció en este proceso”.

Frente a ello, mediante un comunicado, el consejo planteó “que se consideró necesario dejar constancia expresa del error de hecho en que incurrió el fallo (…) en el sentido de afirmar la falta de interrupción de la prescripción de las acciones civiles por parte del CDE”.

Agregó que “este consejo presentó escrito manifestándose expresamente la voluntad de ‘formalizar, anunciar y hacer reserva de las acciones civiles que correspondan al Estado de Chile en este proceso’, para los fines de impedir precisamente la prescripción civil de las acciones aludidas”.

Según el CDE, tras la muerte del principal inculpado, se incluyó en la reserva a los terceros civilmente responsables, entre ellos, “la cónyuge sobreviviente y a cada uno de sus hijos”. “El CDE estima que la fundamentación esgrimida en orden a haber dejado sin efecto el comiso de los bienes incautados, no guarda relación con la omisión que se nos ha imputado, la que no es efectiva”, afirmó el organismo.

/gap