Charles Aránguiz fue, junto a Claudio Bravo, la figura del partido ante Portugal por la Copa Confederaciones. Tras el encuentro la alegría desbordaba la cara del príncipe quien se prepara para jugar una nueva final.

“Estamos felices porque vamos por otra final. Lo dije hace poco: somos privilegiados de estar acá. Ahora nos recuperaremos y trataremos de llegar lo mejor posible a la final”, aseguró en zona mixta.

Para el jugador del Bayer Leverkusen, la actuación del portero Claudio Bravo fue fundamental. “Tenemos un arquero extraordinario que nos hace ganar estas definiciones. Toselli y Herrera también”, dijo.

Por Ignacio Soto Bascuñán