Un vendaval de críticas ha generado la ley 18.700 que prohíbe la difusión de encuestas de opinión 15 días antes de todas las elecciones, y que pone a Chile en el incómodo grupo de los países más restrictivos del mundo en dicha materia, casi todos con regímenes autoritarios.

El artículo 32 ter de la ley orgánica constitucional sobre votaciones populares y escrutinios, aprobada en noviembre del año pasado, establece que “solo se podrá divulgar resultados de encuestas de opinión pública referidas a preferencias electorales, hasta el décimo quinto día anterior al de la elección o plebiscito inclusive”.

La ley, además, establece una multa de entre 10 y 200 UTM (hasta $9,3 millones) al “director responsable de un órgano de prensa, radioemisora o canal de televisión” que difunda dichas encuestas.

Gobierno se desmarca y afirma que el senador Zaldívar fue el impulsor de la “ley mordaza”

El ministro Secretario General de la Presidencia, Nicolás Eyzaguirre, admitió ayer a La Segunda que la prohibición se originó por una indicación parlamentaria del senador Andrés Zaldívar, y que el Gobierno había propuesto una limitación de sólo tres días.

“Esto se modificó en la última discusión de dicha ley, donde distintos expertos consultados al respecto señalaron que resultaba aconsejable regular las encuestas y sondeos con el objetivo de minimizar cualquier riesgo de imparcialidad”, dijo Eyzaguirre a dicho medio.

El titular de la Segpres aseguró que el senador Hernán Larraín propuso restringir la difusión de encuestas 35 días antes de la elección pero que se optó por los 15 días del senador Zaldívar, iniciativa que fue “votada y aprobada por unanimidad de los miembros de dicha comisión”.

“¡Encuestadores del mundo uníos! No a la ley mordaza de encuestas”

Ese tuit del director de Adimark, Roberto Méndez, se regó como pólvora y grafica la molestia que existe en los encuestadores del país por lo que califican como una grave restricción a la libertad de información. Méndez afirmó a este diario que es un “error ser uno de los países con más restricciones a la publicación de encuestas electorales. Es una restricción innecesaria a la libertad de informar y de las personas a tener acceso a la información”.

El directivo de Adimark es más duro aún con los parlamentarios por aprobar una ley sin discusión, sin preguntarles a los especialistas ni revisar la legislación comparada, en que de haberse hecho se pudo haber advertido que dicha prohibición no existe en casi ningún país desarrollado, y sí en varios regímenes autoritarios como Arabia Saudita, Jordania y China.

 

Roberto Izikson, gerente de asuntos públicos de la encuestadora Cadem calificó de “buena noticia” la información del ministro Eyzaguirre y declaró “toda nuestra disposición a poder avanzar a corregir esta ley. Ojalá, si fuera posible antes de las elecciones de noviembre”. A su juicio, cuatro días debería ser lo óptimo.

El director ejecutivo del Capítulo Chileno de Transparencia Internacional, Alberto Precht, advierte que cuando se “legisla en caliente” se producen legislaciones deficientes en que no se analiza la legislación comparada.

Es un tiempo excesivo que no tienen mucha explicación y que al igual que otras cosas esperamos que se vaya mejorando. Lamentablemente, la discusión de esta agenda fue tan marcada por el refichaje que puntos importantes se dejaron de lado. Es importante una veda anterior a las encuestas pero 15 días no  tienen ninguna razón lógica”.

Chile integra el grupo de países más restrictivos en difusión de encuestas electorales

En América Latina, Chile queda como el país más restrictivo, seguido por Ecuador con 10 días, México, Bolivia, Brasil y Perú con siete días, Venezuela seis días, Costa Rica y Argentina dos días.

Roberto Méndez explica que tal plazo de regulación de encuestas no existe en 22 de los 85 países que fueron analizados por un estudio de la Universidad de Hong Kong en 2012, donde destacaban Estados Unidos, Alemania, Dinamarca y Austria.

Según el mismo estudio, varios países fijan un período corto de prohibición uno o dos días antes de la elección, como en Noruega. Otro tipo de regulación -que aplican 30 países- se refiere a la información que debe ser entregada junto con los resultados de la encuesta, como quien las encarga, la cobertura geográfica, la fecha de toma de datos, margen de error, fraseo preciso de las preguntas, características de la muestra, método de entrevista y en último lugar la tasa de respuesta.

Por Uziel Gónez Padrón para ellibero.cl