El fantasma de la abstención vuelve a arreciar en unas elecciones. Antes fue con las municipales; hoy, con las primarias presidenciales, donde sólo participan Chile Vamos y el Frente Amplio (FA).

Y este domingo 2 de julio tendrá un condimento adicional que pude agriar los pronósticos más optimistas de expertos respecto la participación en este proceso eleccionario: La final de la Copa Confederaciones.

Ese día no sólo se medirán por ser el abanderado de sus pactos Sebastán Piñera, Manuel José Ossandón y Felipe Kast; y Beatriz Sánchez y Alberto Mayol. También la “Roja” de Bravo, Medel, Vidal y Alexis se medirá con  Alemania .

Las primarias tienen un antecedente que data de 2013, cuando también se desarrollaron estas elecciones. Entonces, cuando participaron Chile Vamos y la Nueva Mayoría -el fin de semana no “juega” el oficialismo- votaron sólo 3.010.893 personas de las más de 13 millones 388 mil que podían hacerlo.

Aquel domingo 30 de junio, las urnas revelaron que 2.142.070 sufragios fueron para la NM y 808.002, para Chile Vamos. El candidato Sebastián Piñera (RN, UDI y PRI) afirmó que espera que un millón de personas participe de las primarias del sector.Mientras que al interior del Frente Amplio esperan que la cifra llegue a 300 mil.

¿Qué dicen los analistas políticos?

Mauricio Morales, académico de la U. de Talca, afirmó que “en 2013 el interés por participar en la política era mucho mayor al que existe hoy y a eso le tenemos que sumar que tenemos una elección escasamente competitiva. Por ello, veo muy difícil que el Chile Vamos llegue al millón de votos”. Mientras que en el Frente Amplio “lo que se espera es una participación ostensiblemente inferior a la del Chile Vamos, quizás cercano a las 300 mil personas”. Consultado si los debates, marcados por las críticas personas que incluso se han oído, podrán desincentivar la participación en el proceso, Morales estimó que la “Roja” o una eventual lluvia serían los factores que determinen la ida a las urnas. “Veo difícil que se altere la intención de voto e impacte en las tasas de participación. Son más relevante a la hora de definir la participación el futuro de Chile en la Copa Confederaciones o si llueve”, manifestó.

Por su parte, Roberto Munita, de la U. Autónoma, sostiene que la abstención se ve como un rechazo a la clase política y hoy existe más desconfianza que la que había hace un par de años. “No hay razones para pensar que eso cambie. A esto se suma que no tenemos que olvidar que es una elección primaria y no definitiva”, aseguró. “También es probable que haya alta abstención, porque el tercer bloque de los grandes, la Nueva Mayoría, no está presente en esta primaria. Ellos no pueden participar y dudo que quienes adscriben a este tercer bloque acudan a votar”, añadió. “La virulencia es mala consejera y no permite encantar a los independientes, pues el porcentaje de militantes es bajo, anduvo 30 mil a 40 militantes por partido, que vayan todos, ya es poco. Llegamos a lo más a 100 mil personas”, advirtió. De acuerdo a cifras oficiales, 13.531.553 personas están habilitadas para sufragar en Chile este fin de semana. En tanto que 21.270 pueden hacerlo en el extranjero.

/gap