Un proyecto de ley aprobado recientemente por la cámara de Representantes de Filipinas obliga a sus ciudadanos a cantar “con entusiasmo” el himno nacional del país. De lo contrario, las penas pueden ser muy extremas.

Cualquier persona que se niegue a cantar con “fervor” y “sentimiento” el “Lupang Hinirang” se enfrenta a un año de cárcel, multas de hasta dos mil dólares y hasta ser humillado públicamente en un periódico nacional.

“Cualquier acto que muestre desprecio, deshonra o ridiculización sobre el himno nacional será penalizado”, señala la nueva ley que intenta impulsar el gobierno de Rodrigo Duterte.

Los que no cumplan la ley podrán ser encarcelados (AFP)

Los que no cumplan la ley podrán ser encarcelados (AFP)

“El canto será obligatorio y debe hacerse con fervor”, agrega.

Asimismo, la normativa exige que los ciudadanos se levanten y saluden cuando se toca la primera nota de la canción patria, consigna Daily Mail.

Por ese motivo, las escuelas deben ordenar a sus alumnos memorizar las estrofas del himno.

Rodrigo Duterte intenta imponer una estricta ley por el himno nacional (Reuters)

Rodrigo Duterte intenta imponer una estricta ley por el himno nacional (Reuters)

“El himno nacional encarna y expresa las aspiraciones, los sueños, los ideales, los anhelos, el compromiso y la determinación; el nacionalismo y el patriotismo, el sentimiento y el espíritu del pueblo”, manifestó Máximo Rodríguez Jr., autor de una versión anterior del proyecto de ley.

La iniciativa debe pasar ahora a la otra cámara del Parlamento, el próximo sábado, para su aprobación final.

/gap