La Corte de Apelaciones de Temuco decretó el reingreso a la cárcel de Hernán Catrilaf Llaupe, Sergio Catrilaf Marilaf y Sabino Catrilaf Quidel, quienes están imputados por el ataque incendiario que provocó la muerte del matrimono Luchsinger-Mackay.

En una decisión unánime, el tribunal de alzada determinó reponer la prisión preventiva para estas tres personas, por lo que dejó sin efecto la decisión del Juzgado de Garantía de Temuco que los había puesto en libertad.

En el caso de Hernán Catrilaf, había logrado salir de la cárcel en agosto pasado tras pagar una fianza de 10 millones de pesos.

De esta forma, los tres imputados deberán cumplir inmediatamente la prisión preventiva decretada este jueves por la Corte de Apelaciones luego de acoger el recurso presentado por la Fiscalía Regional de La Araucanía.