El detective de la Interpol Chile, Alejandro Montero, fue quien estuvo a cargo de apoyar a la policía rusa durante esta Copa Confederaciones. Informó que en total son 7.100 chilenos los que viajaron para alentar a la selección en los partidos que ha protagonizado en el certamen.

La cifra incluye a unos 4.600 hinchas que ingresaron a Rusia con su FANID, es decir, el pasaporte para fanáticos que dispuso la FIFA de manera especial para asistir a los estadios.

Monterio indicó a El Mercurio que el grupo de chilenos que llegó a Rusia no ha protagonizado grandes incidentes en general. Sólo resalta de manera negativa la riña entre hinchas de la Universidad de Chile y el Colo Colo que dejó a dos heridos con arma blanca. La policía rusa aún investiga para dar con los responsables.

“En general el comportamiento fue bastante bueno. Aceptaron las recomendaciones y sólo hubo problemas con pérdida de pasaportes y documentos”, agregó el inspector.

Agregó que tampoco se violaron las normas de ingreso a los estadio en la Confederaciones, como sí ocurrió en le Mundial de Brasil en 2017. En Rusia los estadios no permiten entrar con bebidas alcohólicas, pero sí venden adentro.

“Los rusos apoyaron harto a la selección porque encuentran a la hinchada alegre”, indicó Montero.

/gap