Cuando terminaba el partido, el volante alemán del Liverpool retuvo el balón para hacer correr el tiempo en la final de la Copa Confederaciones.

  • /gap