Valentina Henríquez Albornoz, ex pareja de Camilo Castaldi, más conocido como Tea Time de Los Tetas, lo denunció por violencia publicando varias fotos de su rostro y cuerpo golpeados y asegurando que también lo hizo en el Ministerio Público tras un año de violencia.Tras ello, aseguró, le prohibieron al rapero acercarse a la joven a menos de 200 metros.

“Hace mucho tiempo vengo callando una situación que está presente en mi vida, pero como se hizo muy reiterativo, con episodios cada vez más fuertes y una o dos veces por semana desde hace un tiempo, me decidí a poner una denuncia para conseguir que Camilo Castaldi Lira (cantante de Los Tetas) se aleje totalmente de mí (…) no quiero formar parte de la lista de mujeres que han sido víctimas de femicidio y creo que si no hubiera reaccionado a tiempo, yo sí podría ser una”, escribió contando que si bien se iba a tratar las lesiones, nunca quiso denunciarlo y que la ex polola del rapero habría vivido la misma situación.

Por medio de Facebook, Henríquez dio su testimonio, según el cual, los episodios de violencia habrían comenzado al mes de pololeo.”Empezó a golpearme en la cara, me agarraba los brazos y me pegaba cabezazos o me escupía, también me tapaba la boca dejándome sin poder respirar y él encima mío, yo pensaba que iba a morir, me pegaba en la mandíbula muy fuerte porque yo lloraba y me decía ‘cállate perra’, eso fue lo primero.

Luego venía la etapa de reconciliación donde me pedía disculpas porque estaba drogado o curado y que no terminara con él“, relató explicando que ella le tenía compasión y creía que lo podía ayudar, algo que él mismo le habría reiterado.La mujer contó un episodio en que un amigo de él también la golpeó por haber alejado una botella de alcohol, y que Castaldi en vez de ayudarla, defendió al amigo: “Siempre defiende y defenderá a los “malos”, a los “choros”, a los narco, a los que han robado, a los que se han robado un banco, incluso en su biografía de Facebook tiene puesto que él es ladrón de bancos, pues esa es su fantasía, robar algo grande, matar a alguien, ser un gangster, como el cliché del rapero, eso es pero al peor nivel, a mí siempre me decía que los narcos y ladrones tenían más cosas buenas que yo y que yo debía respetarlos porque yo no valía nada comparada con ellos”.

También relató que una vez Castaldi habría amenazado al conserje de su edificio con un sable y que ella arrancó subiéndose a un auto que en vez de llevarla a su casa, la llevó a una comisaría, pero que ella no ratificó la denuncia.

“El motivo por el que ayer decidí hacer la denuncia es porque ya le aguanté demasiadas, muchas golpizas y nunca dije nada ni siquiera a mis amigas, me comí el dolor, nunca quise hacerle daño, siempre quise ayudarlo y protegerlo pero ya entendí que él que no se quiere dejar ayudar (…) él es muy peligroso por su nivel de violencia con las mujeres, él a los hombres no les pega, les tiene miedo y por eso es chupamedias con todos para que nadie le toque un pelo (…) me dijo que sus amigos le decían que ‘pololeo sin moretones no es pololeo’ toda su misoginia y machismo siempre lo normalizaba y yo le decía que estaba mal y por eso siempre se enojaba conmigo, o porque yo me ponía triste y lloraba cada vez que jalaba porque de verdad me dolía, fui muy tonta”.

Además, Hernández aseguró que Castaldi compró una guitarra robaba a Javiera Mena a sabiendas de que era de la artista y que la tiene en su casa.Valentina sostiene que él inventaba a sus amigos y familia que ella lo golpeaba y que incluso grabó una golpiza. La joven dijo que la banda no tiene relación con la forma de Castaldi y que denunció porque quiere justicia, pues no quedó conforme con la orden de alejamiento.

/gap