Luego de que el autodenominado economista Rafael Garay dejara a disposición de las víctimas un inmueble, para poder reparar el mal causado, trascendió que el Banco Santander ya comenzó las diligencias judiciales para que se autorice que el departamento pueda ser rematado.

La autorización debe venir del Tercer Juzgado de Garantía de Santiago que en junio pasado determinó mantener la cautelar de prisión preventiva del imputado, a pesar de que la defensa había pedido que se disminuyera la medida a arresto domiciliario total.

En ese departamento funcionaba la empresa Think and Co, la cual utilizó Garay para realizar al presunto fraude, que alcanza a un monto de 2 mil millones de pesos.

La parte querellante, sin embargo, lamentó que el ingeniero comercial dejara en disposición este inmueble, ya que ya se encontraba embargado.

/gap