El cobre bajó ayer 0,23%a US$2,6735 la libra en Londres. El Dollar Index -que mide los vaivenes del tipo de cambio de EEUU frente a una canasta de divisas globales- fue la moneda que más se apreció a nivel global con un alza de 0,61%. Con este telón de fondo, todo apuntaba a que el peso chileno iba a cerrar a la baja en su primer día hábil de julio, pero ocurrió todo lo contrario: fue la segunda divisa que más se apreció a nivel global, siendo superada sólo por el billete verde. De hecho, fue una de las tres únicas monedas que cerró en terreno positivo luego de marcar un incremento de $1,3 hasta los $664.

 ¿Cómo se explica? Uno de los factores que ayudó a que esto ocurriera, fue el resultado de las primarias. “Mayor crecimiento, economía fuerte, moneda fuerte”, resume Felipe Alarcón, economista de EuroAmerica. En esa línea, detalla que habría algún link con el resultado de las elecciones y las expectativas que esto genera, en momentos en que el cobre cerró en negativo y todas las monedas, con excepción del dólar, el peso chileno y el real, terminaron la jornada de ayer depreciándose.

Desde el mercado también señalan que el real influyó en el comportamiento del tipo de cambio local. Esto considerando que el peso chileno se acopla bastante a la moneda brasileña.

Con todo, añaden que hubo una alta venta de flujo real, no necesariamente por primarias, pero podría explicarse por el optimismo de un futuro gobierno pro mercado, indican.

Bolsa celebra

El IPSA fue otro de los que marcó números positivos tras las elecciones primarias: ayer subió 0,77% a 4.783,89 puntos. Luego de marcar un incremento de 14,35% en el primer semestre, lo ocurrido el domingo fue la confirmación de lo que veían los inversionistas, aunque los ojos seguirán puestos en las elecciones de noviembre.

El director regional de estudios para Credicorp, Heinrich Lessau, cree que el resultado de las elecciones primarias tiene tres lecturas positivas para el mercado:

1) La importante concurrencia de votantes de Chile Vamos, junto con el holgado triunfo de Sebastián Piñera.

2) El número de votantes del Frente Amplio estuvo más bien contenido, por lo que sería razonable que el mercado saque de sus cálculos el riesgo de un desempeño inesperadamente fuerte de la coalición de izquierda más dura.

3) De cara a las elecciones parlamentarias, el desempeño relativo de ambas coaliciones sugiere un buen resultado para la alianza de centro-derecha. Con esto, ve que el IPSA podría subir entre un 5% y 10% adicional este año.

El IPSA marcó en junio su primera caída del año (-2,23%), pero no sería más que un tropiezo en el camino, cree BCI, desde donde estiman que tras el resultado de las primarias habrá una recuperación del índice durante julio y reafirman su target de 4.990 puntos para fines de 2017.