Con una minuta que detallaba los puntos más conflictivos sobre el informe de la comisión investigadora del Sename llegó el ministro de la Segpres, Nicolás Eyzaguirre, a una reunión almuerzo que sostuvo hoy con los diputados de su partido, el PPD.

El ministro arribó al comedor de la bancada en el Congreso para transmitir el mensaje de La Moneda de cara a la votación programada para esta tarde en la sala y que amenazaba con agudizar los cuestionamientos hechos a la ex ministra y consejera del CDE, Javiera Blanco. Lo propio harían con otros parlamentarios los ministros de la Segegob, Paula Narváez; de Hacienda, Rodrigo Valdés; del ministerio de la Mujer, Claudia Pascual; y la jefa del Consejo Nacional de la Infancia, Estela Ortiz.

Tanto Eyzaguirre como el resto de los ministros que se desplegaron en el Congreso para asegurar el rechazo del texto, advirtieron a los diputados de la Nueva Mayoría que una eventual aprobación podría además dar base a diferentes presentaciones ante organismos internacionales en contra del Estado.

El informe –que horas más tarde, y tras las gestiones del gobierno, terminaría siendo rechazado por la sala- había sido aprobado en la comisión investigadora con el acuerdo de los representantes tanto del oficialismo como de la oposición, estableciendo que Blanco había cometido una “negligencia inexcusable” en la crisis desatada al interior de la institución luego de la muerte de la menor Lissette Villa.

Según varios de los asistentes al encuentro de Eyzaguirre con el PPD, el titular de la Segpres instó a los diputados a rechazar el informe argumentando que aprobarlo era operar en beneficio de la derecha, ya que los cuestionamientos a la ex ministra dañaban de forma directa a la Presidenta Bachelet, no solo por la cercanía que la Mandataria mantiene con Blanco, sino también porque reabrirían las críticas al gobierno por su nombramiento en el CDE.

Choque entre Eyzaguirre y Farías

Minuta en mano, el ministro enumeró a la bancada PPD los párrafos del informe que resultaban sensibles para los intereses de La Moneda, destacando entre ellos las referencias explícitas a Javiera Blanco. El alegato generó una dura discusión entre Eyzaguirre y algunos de los diputados, especialmente con el presidente de la comisión investigadora, Ramón Farías, quien había negociado con la oposición el texto inicialmente aprobado.

El diputado acusó al ministro de no haber leído el detalle del informe, ya que varios de los puntos planteados habían sido eliminados de su versión final. Ante eso, Eyzaguirre le insistió que la derecha estaba utilizando el tema para golpear al gobierno. “¿Y tú crees que yo soy huevón?”, habría respondido de vuelta –según testigos del intercambio- un airado Farías, quien terminaría haciendo explícita su molestia tras el rechazo en la sala.

“Este es el día más triste para los niños del Sename, porque la Nueva Mayoría les dio la espalda. Encuentro espantoso el lobby que se hizo por parte del Gobierno, muy fuerte, para que todos los diputados votaran en contra de este informe que había sido trabajado de manera transversal”, denunció Farías.

El parlamentario PPD apuntó especialmente al hecho de que algunos diputados que habían trabajado en la redacción del texto y que incluso presentaron indicaciones para endurecerlo, como la PC Camila Vallejo, finalmente optaron por abstenerse en la sala. “Me gustaría que cada uno de los diputados de la comisión que votaron este informe en contra explicara por qué lo rechazaron, qué les ofrecieron, qué les dijeron que les iban a quitar”.

/gap