Tras infructuosos llamados telefónicos, Sebastián Piñera pudo comunicarse con Manuel José Ossandón vía WhatsApp. Eran pasadas las 16 horas de este martes y tras un intercambio de mensajes ambos acordaron reunirse personalmente al regreso de los días de vacaciones que, a partir de este miércoles, se tomará el ex mandatario fuera de Chile.

Pocos horas antes del contacto, Ossandón había señalado que cualquier decisión respecto de un eventual respaldo a Piñera para la presidencial de noviembre estaba sujeto a un encuentro “cara a cara” con el abanderado de Chile Vamos.

“Yo no puedo ser soberbio y decir que soy dueño de la gente que votó por mí, pero lo que yo vaya a hacer como persona, pasa por una conversación cara a cara con el Presidente”, había señalado Ossandón, junto con cuestionar no haber recibido hasta ese momento ningún llamado directo del ex mandatario, sino que solo mensajes de intermediarios.

“Yo lo llamé sin intermediarios”, agregó Ossandón al recordar el llamado telefónico que realizó a Piñera la noche del domingo para reconocer su victoria en la primaria presidencial de Chile Vamos.

Piñera llama a la unidad

“Tomamos contacto con el senador Ossandón y nos vamos a reunir probablemente la próxima semana. Yo viajo fuera de Chile por unos pocos días, pero a mi vuelta nos vamos a reunir”, afirmó anoche Piñera, junto con señalar que también conversó con su otro contendor en la primaria, Felipe Kast.

“Lo más importante es que Chile Vamos está unido para enfrentar los nuevos desafíos, fue una gran primaria, un gran triunfo para Chile Vamos”, agregó antes de incorporarse a una cena de camaradería con alcaldes y dirigentes de la coalición.

El mismo mensaje, de hecho, reiteraría luego frente a los comensales. “Nos pusimos de acuerdo con el senador Ossandón en buscar, con toda la fuerza del alma, la unidad de Chile Vamos”, dijo Piñera, quien regresaría al país el jueves.

El ex mandatario agregó que era su voluntad integrarlos a la campaña, como también ampliar su electorado hacia el centro de cara a la presidencial de noviembre.

Los votos de Ossandón

Pese al acercamiento materializado anoche, el senador fue enfático en señalar que no es dueño de los votos de quienes sufragaron por él el domingo y que, además, la gente que lo apoyó “tiene la libertad de hacer lo que quiera”, en alusión a su ex jefe de campaña, el alcalde de Puente Alto y militante de RN, Germán Codina.

Desde el lunes, la agenda de los partidos de Chile Vamos -principalmente de RN- e incluso en el comando presidencial, había estado concentrada en tender puentes con el senador ex RN.

El interés de la coalición por integrarlo se da -sobre todo- por la dura campaña a las primarias que confrontó a Chile Vamos y el esfuerzo actual de mantener la unidad ante la primera vuelta presidencial, considerando los análisis de que la competencia será “estrecha”. No solo eso, sino por su alta votación (372.011 sufragios), sobre todo en sectores populares.

Con todo,  en el regreso de Ossandón al Senado, luego de su derrota en las primarias del domingo, se concretó su incorporación formal al comité de independientes.

El primero en darle la bienvenida fue Alejandro Guillier (en la foto) y luego la senadora de Amplitud, Lily Pérez.

Consultado Ossandón sobre una posible conformación del comando de Piñera, señaló que “él tiene que tener la libertad de armar su equipo y de dirigir la derecha que ganó; la mía perdió, así de claro. Yo no voy a decir nada de lo que voy a hacer, porque sería un desleal en el sentido de que estas cosas las voy a conversar con él”.

Piñera con partidos

Para este miércoles, a las 8 horas, en la residencia del ex Presidente Piñera quedaron citados -por el jefe político de la campaña, Andrés Chadwick- los presidentes y secretarios generales de los cuatro partidos de Chile Vamos, la UDI, RN, Evópoli y el PRI. Se trata del primer encuentro posprimarias entre las colectividades y el candidato presidencial único del bloque, y que incluye al partido de Felipe Kast.

En el comité ejecutivo del lunes, los dirigentes habían acordado pedir esta reunión con el candidato para “organizar la nueva etapa de campaña, revisar el rol de los partidos y la construcción del programa único”.

Desde la UDI y el PRI han manifestado sus reparos por mejorar, en este periodo, la coordinación con los partidos. La presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, comentó que se “deben mejorar las coordinaciones, porque hubo una etapa en que esto faltó”. En ese sentido, señaló que no solo se deben integrar personas de las campañas de Ossandón y de Kast, sino que también nuevos dirigentes de los partidos.

“Los partidos debemos jugar un rol más protagónico en esta etapa” dijo la líder del PRI, Alejandra Bravo.

/gap