El estilo de José Mourinho como entrenador es tan particular, que es capaz de generar la polarización de los fanáticos del fútbol. Están quienes lo aman y quienes lo odian. Entre sus admiradores, hay una mujer que ha llevado el fanatismo al extremo: se llama Viv Bodycote, tiene 79 años y se tatuó 20 veces la cara del DT portugués en distintas partes del cuerpo.

La anciana originaria de Leicestershire, un condado a casi 200 kilómetros de Londres, también se ha hecho tatuajes con frases como “Te amo, José” o “señora Mourinho”, y hasta a dibujado en su piel algunos símbolos, como el escudo de Portugal o el emblema de la Europa League. Todo relacionado con el actual estratega del Manchester United.

Viv siempre fue hincha del Chelsea. Se enamoró de Mourinho cuando el técnico desembarcó en el equipo londinense en el 2004. Desde entonces, no le importa qué club está dirigiendo, la admiración por él es interminable. “Es más una obsesión que una afición. Pienso en él las 24 horas de los 7 días de la semana. Soy adicta a Mourinho”, reconoció.

Uno de los puntos más curiosos de esta particular historia es que su marido es quien le paga todos los tatuajesTony, su esposo de 76 años, le regaló cada uno de los diseños y lleva gastado mucho dinero.

“El precio de los tatuajes es muy variado. Los más pequeños rondan las 60 libras, pero otros de mayor tamaño me han costado alrededor de 250 libras. Llevo gastado más de 800 libras (1.000 dólares)”, explicó en diálogo con el periódico Mirror.

/gap