Felipe Seymour se le vio feliz con su regresó a Universidad de Chile. Así lo manifestó en su presentación oficial, luego de que ayer entrenó por primera vez bajo las órdenes de Angel Guillermo Hoyos.

“Es difícil de explicar. Siempre soñé con este momento, hay una sensación de felicidad por volver a mi casa. Costó mucho, pasaron muchas cosas para que se diera este momento”, comentó el volante.

Al hablar de los objetivos, Seymour dijo que que “Universidad de Chile es una institución muy grande, no sólo en Chile sino que en Sudamérica y la meta siempre es ser campeón.
Para este semestre, el bicampeonato y la Copa Chile”.

Además, valoró que regresa tras “seis años de madurez en lo futbolístico y lo personal” y reconoció que “sobre Universidad Católica supe que hubo un interés, pero nada concreto”.
Consultado por su opinión sobre Hoyos, destacó que la relación con el jugador “es muy cercana, muy humana”.

 Por Ignacio Soto Bascuñán