La Conaf entregó un informe con la donaciones totales, tanto nacionales como extranjeras, que recibió Chile para el combate de los megaincendios forestales, que en enero y febrero consumieron 467 mil hectáreas en las regiones de O’Higgins, Maule y Biobío.Según las cifras entregadas por el organismo, se recibieron $6.700 millones, los que corresponen especialmente en el equipamiento y herramientas para combate de incendios forestales, mangueras, estaciones meteorológicas, líquido retardante y aeronaves, entre otros.

“El mayor aporte fue en el ámbito de las aeronaves, donde los aviones BAE 146-200, Hércules C-130, Ilyushin II-76, Boeing 747-400 SuperTanker y los helicópteros Bell 212 y el Sikorsky S64F SkyCrane, alcanzó a los 6 mil 700 millones de pesos, aportados por los gobiernos de Rusia, Brasil y Perú, y privados, tanto personas naturales como empresas”, señaló.

Conaf agregó que el Ejecutivo hizo un aporte complementario a estas donaciones, a través de combustible y logística para algunas de estas aeronaves, y también financió parte de la operación de helicóptero Sikorsky, con un monto total de $782 millones.También se consignó el aporte en personal, maquinaria y aeronaves (helicópteros y aviones) que dispusieron las empresas forestales asociadas a la Corporación Chilena de la Madera, CORMA, entre ellas, MASISA, Mininco y Arauco, destacando unos 2 mil brigadistas, quienes apoyaron la labor de Conaf y bomberos, principalmente en resguardar sectores habitacionales.

Por el equipamiento, se recibió ayuda de empresas y fundaciones nacionales, así como de los gobiernos de España, Suecia, Austria, China, Estados Unidos y Japón.Conaf detalló que “la mayor parte del material y equipo fueron utilizados, quedando alguna reserva que ya está disponible para ser empleado durante el presente período de mayor probabilidad de ocurrencia de incendios forestales en el país”.