El presidente estadounidense, Donald Trump, prometió confrontar “nuevas formas de agresión” contra Occidente y llamó a Moscú a dejar de fomentar agitación en el
mundo.

Trump advirtió que los intereses de Occidente estaban siendo presionados por “propaganda, delitos financieros y guerra cibernética”, obligando a la OTAN a adaptar su
estrategia.

Por su parte, Rusia bloqueó una declaración del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que pedía que se tomaran “medidas significativas” contra Corea del Norte
como respuesta al lanzamiento de un misil balístico intercontinental por parte de Pyongyang.

Rusia argumentó que aún no se ha comprobado que el último lanzamiento haya sido
de un misil intercontinental.

/gap