La muerte de Cristián Espinoza Orbenes (39) ocurrió de manera confusa. Cerca de las 23.00 del viernes, en la comuna de La Florida, el hombre subió a un bus de Transantiago donde, según testigos, habría robado el celular de una mujer, para luego escapar. Sin embargo, el sospechoso no esperaba que pasajeros del vehículo actuaran y lo retuvieran a pocos metros del lugar.

“Esta persona habría sustraído un celular en una intersección de calle donde el bus hizo una parada. La víctima y los pasajeros se bajaron, en el trayecto se unieron unos transeúntes, le dieron alcance a esta persona y procedieron a golpearla”, relató el capitán Rodney Marín, de la Prefectura Santiago Cordillera.

Para retenerlo, sus captores lo ataron por los pies usando sus propios cordones. Pero algo salió mal: al llegar personal médico se constató que Espinoza ya estaba fallecido.

“Se practica ésta (detención) para posteriormente llamar a Carabineros y, en el intertanto que ocurre la detención, la persona que habría participado en el ilícito habría tenido algunas complicaciones inesperadas”, sostuvo Patricia Villablanca, fiscal de flagrancia de la Fiscalía Oriente.

/gap