En el mundo de la filtración de fotos íntimas de famosos esta semana Intrusos dio a conocer el nuevo caso de José Antonio Neme, Nelson Mauri y el peluquero y panelista televisivo Javier Fernández.

Un usario de Tumblr publicó imágenes de los tres personajes las cuales supuestamente obtuvo de la aplicación de citas gay Grindr. Algunas eran reales, otras trucadas y otras no fueron obtenidas de Grindr.

En el caso de Neme, esto fue lo que el periodista de Mega dijo en el matinal Mucho Gusto –MIREA AQUI EL VIDEO-:

José Antonio Neme: “Me encantaría, de verdad, que esta confesión se tratara de decir que me han robado una foto. Me encantaría que esta confesión se tratara de decir que han violado mi intimidad. Pero lamentablemente, la real confesión que tengo que dar, por los halagos que he recibido en Twitter, los mensajes de apoyo, los números de teléfono, las invitaciones a comer…”

Karol Dance: “Eres tremendo”

Neme: “Todo el cariño de la gente, porque de verdad ha sido muy cariñosa. Pero yo soy periodista, debo ser apegado a la verdad en todos los escenarios. Entonces, lamentablemente, debo confesar que no soy yo el de las fotos. ¡No soy el de las fotos!2

Ivette Vergara: “Sabí que tengo mis dudas, porque yo, que soy experta en popós, he visto ese popó, que me parece notable. Nunca había visto un popó tan bueno. Y puedo decir que me parece bastante cercano a la realidad”

José Miguel Viñuela: “¿No se puede reproducir esa foto?”

Neme: “Lo que pasa es que la foto, que no se puede mostrar, es un desnudo de espalda, es una espalda llena de músculos y de líneas. Sí, tengo, voy al gimnasio como aficionado. Pero evidentemente no soy yo”

Joaquín Méndez: “El tiene un trapecio acá y tiene unos músculos que, de verdad, es un cuerpo de atleta”

Vergara: “A mí me parece que es un halago, un halago que confundan ese tremendo cuerpazo con el tuyo, porque eso es lo que ve la gente de ti”

Neme: “Además, el tatuaje, que recortó de otra foto que tenía, lo puso al revés, lo puso más arriba”

Viñuela: “¿Pero la foto es de mal gusto?”

Neme: “¿No la has visto?”

Viñuela: “No”

Neme: “Es una linda foto”

María José Quintanilla: “¿Recibiste alguna invitación para comer sánguche de potito?”

Neme: “Podría estar colgada en una… La Kathy tiene una foto parecida, ¿te acuerdas?”

Viñuela: “Pero la de la Kathy está en 10 de Julio”

Kathy Salosny: “La del cepillo de dientes”

Neme: “Donde estás de lado”

Salosny: “Sí”

Neme: “Si, en blanco y negro”

Vergara: “¿Pero no te sientes halagado?”

Neme: “Es que me sentiría halagado si fuera yo. Pero no soy el de la foto”

Catalina Edwards: “En el fondo, aquí hay una persona que suplantó la identidad de José Antonio, que es una situación súper grave. Es un delito, en rigor. A mí me ha pasado también que han publicado cosas, mandado por Twitter cosas que no he escrito”

Neme: “Segundo, yo me lo he tomado con mucho humor, porque no le voy gravedad, no me siento afectado. No me siento así. Pero quiero explicar qué realmente pasó, para que la gente sepa. No me han robado mi teléfono ni me han robado mi computador ni han tenido acceso a algo personal mío.

“Lo que pasó es que una persona, o un grupo de personas, que no sé quiénes son, tomando mi nombre hicieron un perfil en un sitio como de citas o para conocer personas. Tomaron fotografías mías públicas, Instagram que cualquiera puede tomar, y como yo no tengo fotos desnudo, digamos, trucaron una foto que parecía que fuera yo dentro de este abanico de fotos”

Karol Dance le muestra la foto a Viñuela desde su celular.

Viñuela: “Ah, pero bien. ¡Hubiera dicho que soy yo! Altiro digo ‘¡soy yo!’”

Neme: “Además tengo que agradecer, porque la gente en Twitter ha sido amorosa, ha tirado la talla, me han llegado comentarios entretenidos. Pero no es un drama”

Vergara: “Pero pasai piola. Ese cuerpazo, ese tremendo popó, precioso”

Neme: “Lo que pasa es que las otras fotos, porque yo recibí una alerta, hice las consultas correspondientes, ese puede ser un buen tema, a la Brigada del Cibercrímen. Pregunté qué podía hacer, porque me alentaron por el perfil falso, porque yo no tengo ningún problema. A ver, yo no soy víctima de nada. No quiero andar lloriqueando. No. Estoy contando lo que me pasó.

“No tengo ningún problema con tener una aplicación para conocer personas y tener citas. Me parece bien la gente que lo tiene. Yo hace muchos años que no la tengo operativa, por el trabajo, porque después me puse a pololear, en fin. Pero que me atribuyan a mí esto, cuando yo no lo he hecho, ahí va la mentira.

“Lo que pasó es que la policía me dijo, los agentes de la Brigada del Cibercrimen, me dijeron ‘a ver, ¿las fotos que están publicadas en este perfil son suyas?’. Yo dije ‘las que están de cara son mías’. ‘¿Están puestas en un lugar o se las robaron de alguna parte?’. ‘No, están en mi Instagram’. Por lo tanto, ya son públicas.

“Cuando publicas en una red social, ya no tienes control sobre esa fotografía. ‘Y las otras fotografías, las del desnudo de espalda, ¿es suya esa fotografía? ¿Se la sacaron del teléfono, de su ordenador?’. ‘No, yo no reconozco esa foto como mía’. ‘Entonces no podemos hacer mucho, porque uno no puede perseguir espaldas. Si no se ve su rostro, y usted dice que no es usted, es muy difícil perseguir al culpable’”.

/gap