Su desarrollo comenzó en 2013 y quizá hayas escuchado hablar de ella, aunque no tengas muy claro cómo va a afectarte el cambio. Son las SIM virtuales (o eSIM) y llegarán a los terminales para sustituir a las tarjetas SIM tradicionales, introducidas en el mercado en 1991. La previsión es que lleguen a la mayoría de los móviles el próximo año o en 2019, según IHS Market, y traigan multitud de ventajas a los dispositivos, tal y como explican desde Computer Hoy, que recuerdan que a día de hoy la incorporan muy pocos dispositivos: algunos iPad Pro y el smartwatch Samsung Gear S2. De hecho, el primer estándar aprobado fue, en 2016, para tabletas y wearables. El segundo estándar, el que ya afecta a los smartphones, llegará a finales de este año, por lo que se estima que entre el desarrollo de las eSIM y su adaptación a los dispositivos, estas no lleguen al mercado hasta finales de 2018 (o 2019 ya de forma generalizada).

/gap