Con el paso del tiempo puede irse formando debajo del rostro lo que se conoce como doble mentón o papada, un problema estético bastante común y que afecta a miles de personas en todo el mundo. En su aparición pueden influir numerosos factores.

Es seguramente una de las zonas que menos gustan a las mujeres porque suma años y da sensación de exceso de volumen en general.

Si es incipiente y poco pronunciada, prueba la gimnasia facial de Marta García Esteticistas podrás rebajarla:

1. Levantar la barbilla y colocar la mano debajo de los músculos de la mandíbula. Estirar hacia delante y hacia arriba. También podemos intentar abrir la boca de manera suave en esta posición. Estaremos así durante unos segundos y luego relajaremos.

2. Abrir la boca al máximo y mover la mandíbula inferior hacia dentro y hacia fuera alternativamente, sin disimular la tensión. Podemos repetir esta operación 10/12 veces.

3. Sentarse en una silla con los pies apoyados en el suelo, inclinar la cabeza hacia atrás. Sacar el labio inferior hacia afuera forzando y estirando todo lo que lo que pueda. Mantener esta posición durante 10 segundos y soltar. Repetirla 10 veces por lo menos 10 veces al día.

4. En la misma postura fruncir los labios y tratar de “besar” el techo. Mantener esta posición durante unos segundos y repetir este ejercicio cinco veces.

5. También en la misma postura, mantener la cabeza inclinada hacia atrás, presionando la lengua contra el paladar de la boca. Mantener la lengua contra el paladar mientras se cuenta hasta 40, hacerlo al menos una vez al día.

6. Y el último cerrar los labios y mantenerlos relajados. Manteniendo la boca cerrada, abrir la mandíbula en forma de «O». Hacer una pausa y mantener esta posición durante 20 segundos. Relajar y tensar unas 10 veces al día.

Además, comer chicle mantiene los músculos faciales tonificados y firmes. Simplemente masticar chicle sin azúcar, por supuesto, varias veces al día.

/gap