El ministro de Defensa boliviano, Reymi
Ferreira, negó que el Gobierno del país altiplánico se haya
aprovechado políticamente de la detención de dos carabineros
chilenos. Ferreira dijo que se pudo “prolongar” la detención,
pero fue “inmediata la decisión de devolverlos”. Agregó que
estos incidentes causan “una tensión artificial” entre ambos
países, y por ello aún no se dan las reuniones entre Comités
de Fronteras que Chile pidió.

/gap