La modelo Sev Philippou había sido seleccionada para ser una de las chicas que levante los carteles de la pelea en el combate entre Anthony Mundine y Danny Green que se celebró en febrero de este año. Sin embargo, horas antes del inicio del evento, la joven de 20 años recibió una notificación de que no sería tomada en cuenta.

La compañía South Australia Tourism Promotion (SATC) le informó que no daba con el perfil de lo que buscaban para el show: “Fuimos instruidos de que buscaban chicas naturales, profesionales con mínimo maquillaje”, explicó Leah Matuszek, encargada de seleccionar a las jóvenes, quien agregó: “(Philippou) Carecía de profesionalismo y experiencia. Fue su actitud y la forma en la que se comportó durante el proceso”.

Sin embargo, la filtración de unos emails a los que tuvo acceso The Sun esta semana, revelaron que las razones fueron otras y estalló la polémica.

En los correos, el promotor Justin Manolikos confiesa que la decisión se hizo porque sus senos eran muy grandes: “No entraba en el vestuario”. “La vestimenta blanca encajaba, pero la gris no”, explica en los e-mails.

Estas revelaciones le darían la razón a la modelo, quien señala que todo se trató de un acto de discriminación contra su persona: “¿Por qué no le dicen a la gente que todo fue por el tamaño de mis senos?”, exclamó.

En un posteo en Facebook, Sev Philippou aseguró estar “orgullosa” de su cuerpo y contó que se niega a quedarse tranquila al oír que la rechazaron porque el vestuario no le entraba.

/gap