Rodrigo Echeverría dice que está viviendo “el sueño de jugar en la U”. El mediocampista, formado en el club laico, volvió como refuerzo tras pasar a préstamo por Iberia y Everton. En Viña del Mar, durante el último torneo de Clausura, se convirtió en una de las revelaciones del fútbol chileno y uno de los más destacados del elenco viñamarino.

Luego de estar bajo las ordenes de Guillermo Hoyos, tanto en el La Serena como acá en el CDA, el joven jugador se declara contento. Y con ganas de seguir aprendiendo. “Acá hay jugadores muy importantes y hay que intentar sacar partido de eso. Hay que mirar lo mejor de cada uno. Y a partir de ahí intentar copiar y mejorar”, dijo.

“Estoy muy feliz acá, en mi casa. Espero aprender mucho de los compañeros que tengo acá. El ambiente es el mejor. Al irse uno valora lo que tiene acá. Con el ambiente que hay, uno se levanta con la mejor disposición y viene feliz a entrenar”, agregó.

Sobre la posición en la cancha, aseguró que no tiene inconvenientes con jugar en el mediocampo o en la línea defensiva. “Jugué de central todas las inferiores y ahora llevo dos años jugando como volante”, expresó.

Finalmente, destacó que “la unión que tenemos como equipo nos va a llevar a conseguir grandes cosas” y contó que habló con Hoyos para analizar su situación: “Me dijo que tendría la opción de pelear el puesto. Estoy feliz de estar acá. Espero ganarme un puesto en el equipo titular”.

Por Ignacio Soto Bascuñán