El Instituto de Salud Pública de Chile (ISP) decidió suspender hoy la distribución y comercialización en Chile de los 12 medicamentos que contienen un desinflamatorio analgésico de uso común llamado nimelusida.La razón: puede causar un daño hepático que no depende de la cantidad de medicamento que ingiera el paciente, sino que depende sólo de su reacción a él.El ISP tomó la determinación luego de recibir un informe realizado por la Red de Centros de Información de Medicamentos de Latinoamérica y el Caribe (RedCIMLAC), donde se comparó el uso de nimesulina con otros antiinflamatorios, “en los que se mostró la existencia de mayor riesgo de daño en el hígado a causa de nimesulida, documentándose 75 casos de pacientes con daño hepático por causa de este fármaco, 10 de los cuales terminaron en muerte en Latinoamérica”, dice la declaración del ISP.”El daño hepático provocado por la nimesulida no depende de la dosis administrada, es decir, es una reacción inusual que depende de la respuesta del paciente al medicamento y por ello considerado un daño difícilmente predecible”, explicó David Mena, químico farmacéutico del Subdepartamento de Farmacovigilancia.El consumo de nimesulida en nuestro país, desde el año 2012 a 2016, fue aumentando llegando a alrededor de 475 mil unidades de venta, afirmaron.En Chile se han reportado siete sospechas problemas hepáticos asociados a este fármaco. Seis han sido consideradas serias.El ISP recomendó a quienes les hayn recetado algunos de los medicamentos en la lista (ver la foto), que se acerquen a su médico tratante para que se lo reemplace.”Los titulares de registro sanitarios de productos farmacéuticos que en cuya formulación esté contenida nimesulida deberán informar al ISP, mediante notificación al Subdepartamento de Fiscalización, en un plazo de 20 días hábiles todas las series o lotes disponibles en sus bodegas y de los retirados a sus distribuidores”, agregó el ISP.

España, Francia, y Finlandia también suspendieron su venta.

/gap