El testimonio semestral de Janet Yellen se reveló ayer a primera hora de la mañana, impulsando en su apertura a los mercados estadounidenses que celebraron la perspectiva menos restrictiva que horas más tarde presentó la presidenta de la Fed ante el Congreso. El Dow Jones subió 0,57% hasta cerrar en un nivel récord, en respuesta a la postura más dovish de la autoridad monetaria.

“La tasa de fondos federales no tendría que subir mucho más para llegar a una postura de política neutral”, señaló Yellen a la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes. Aunque resaltó que la Fed continúa esperando que la evolución de la economía “garantice aumentos graduales” en la tasa, el mercado se quedó con el otro mensaje y la insistencia del central en un política acomodaticia.

“Los inversionistas han optado por interpretar el mensaje estándar (de Yellen) como una insinuación de una pausa en el alza de tasas”, escribió el economista jefe de FTN Financial, Chris Low, en una nota a los clientes. “Dado el modo en que la Fed ha vacilado durante años entre la certeza y la duda sobre sus pronósticos, no es una conclusión poco razonable”, indicó.

Desde niveles cercanos a cero, la tasa ha ido al alza desde diciembre de 2015 y hoy se encuentra en el rango de 1% – 1,25%. Según estimaciones del central, todavía falta un incremento en 2017, lo que también contemplaba el mercado de futuros hasta el testimonio de Yellen.

A comienzos de este mes las probabilidades de un aumento de la tasa en diciembre alcanzaban 55,3%, de acuerdo a los datos compilados por Bloomberg, cifra que ayer cerró en 45,7%.

Inflación incierta

Las dudas que presentó la sucesora de Ben Bernanke respecto a la inflación también favorecieron la percepción de una política menos restrictiva por parte de la Reserva Federal.

En su testimonio a los legisladores, Yellen señaló que se han observado descensos en “ciertas categorías de precios”, en una referencia a las bajas en los servicios de telecomunicaciones móviles, pero además planteó sus dudas respecto a la evolución de este factor. “Existe incertidumbre sobre cuándo, y cuánto, la inflación responderá al endurecimiento”, indicó Yellen.

“El alza en los mercados fue una respuesta a sus comentarios sobre la inflación”, aseguró a PULSO el jefe de Estrategia de XP Securities, Alberto Bernal, desde Nueva York. “La Reserva Federal no está logrando dar con uno de sus objetivos, llevar la inflación a la meta de 2%, y en la medida que no lo consiga no pueden subir las tasas, y sin el alza en las tasas los mercados suben”, detalló.

Las dudas en la materia ya las había planteado en la jornada previa la gobernadora de la Fed, Lael Brainard, quien sostuvo que era importante “monitorear atentamente la evolución de la inflación y avanzar con cautela en los nuevos aumentos de la tasa de los fondos federales”.

En tanto, en el Libro Beige de la Fed, publicado ayer, algunos funcionarios del organismo señalaron que es probable que la inflación permanezca baja durante un período más largo de lo que el banco central ahora predice.

Pese a las dudas respecto al repunte de los precios, Yellen aseguró que la Fed está considerando comenzar este año la reducción de los US$4,5 billones (millón de millones) de su balance, aunque no espera que lleguen pronto a los niveles pre crisis.

/psg