Era una idea que Natalia Compganon y su abogado Antonio Garafulic venían pensando desde hace varios meses: presentar un reclamo ante la Fiscalía Nacional por el comportamiento del fiscal que investiga el Caso Caval, Emiliano Arias y de todo su equipo. En específico solicitar que las causa por el Caso Caval e investigación por el caso Vial Concha sean resignadas a otra fiscalía y además la remoción del fiscal Arias de la investigación.

Finalmente, Garafulic presentará mañana la reclamación en contra del fiscal regional a las 12:00 horas en la Fiscalía Nacional.

Según la defensa de Compagnon, quien también pedirá la remoción no sólo de la causa sino de su calidad de fiscal Regional, aseguró que Arias ha cometido infracciones “al principio del deber ser de objetividad”; no ha respetado instrucciones jerárquicas respecto de la publicidad y entrevistas sobre la causa afectando el “deber de reserva” y además, ha iniciado una causa criminal en contra de un ministro de la Corte de Apelaciones de Rancagua –en específico en contra  el ministro Álvaro Saavedra– lo que según la defensa de Compagnon implica causal de inhabilidad del fiscal Arias ,y de su equipo completo, porque se convierten en víctimas del delito del cual están haciendo una denuncia. A esto agregan que este último hecho no fue comunicado a la Fiscalía Nacional de manera oportuna.

“Es imprescindible para la Fiscalía Nacional propender a la corrección de este procedimiento en orden de que la investigación penal sea llevada a cabo por un fiscal que no se encuentre inhabilitado y que tenga en definitiva a ciencia cierta el principio de objetividad en la persecución  penal”, señala Garafulic y agrega que es necesario que “se investigue el tema de las filtraciones”.

“Todo el mundo se queja pero nadie hace nada y es el momento en que se debiera comenzar una investigación seria en orden de prohibir o sancionar el tema de las filtraciones que van en desmedro de personas que aún no tienen la situación procesal resuelta. Con las filtraciones lo que hacen es que las personas hagan un juicio de reproche, porque si no veo el conjunto de antecedentes puedo sacar conclusiones diversas y hacer un sin número de juicios de reproche. La investigación por ley es secreta y es reservada para los terceros ajenos de un juicio”, precisa el abogado.

Garafulic asegura que “la prensa tiene todo el derecho de informar, pero claramente esto choca con un derecho de que la persecución penal debe ser lo más objetivo posible y la filtración de partes o piezas sólo ayuda a generar opiniones sesgadas de personas que no tienen acceso al conjunto de la causa y esta situación es grave e incluso ha generado situaciones de violencia, como las que ha vivido Natalia”.

El defensor también recuerda que para permitirle la salida del país a Compagnon “el Ministerio Publico hasta el último día puso trabas innecesarias”, donde a su juicio se entregaron antecedentes inexactos.

“Arias no entiende que ya le han puesto dos sanciones y sigue sin entender la gravedad de su comportamiento y de sus actuaciones”, cierra Garafulic.

/gap