Existen documentales sobre hombres que sostienen relaciones estables con muñecas sexuales. En Japón, incluso, hay quienes se han casado con ellas o las tienen como una especie de “amantes”. En Europa hay prostíbulos en los que sólo hay muñecas.

Pero la tecnología estaba en deuda con nosotras, las mujeres. Eso ha cambiado y hoy nos presenta a Gabriel, el primer muñeco erótico para mujeres, hecho 100% de silicona. Sí, porque nosotras también queremos tener acceso a este tipo de juguetes.

Una famosa sexóloga inglesa de 31 años, Karley Sciortino, participó en el proceso de creación de este juguete sexual de tamaño real. De hecho, ella lo recomienda ampliamente, ya que lo probó y le encantó.

Al momento de describir la experiencia de tener sexo con “Gabriel”, Sciortino enfatizó que el pene de este “hombre” es increíblemente realista, ya que es duro en el interior, pero cuenta con una capa externa muy suave.

“Es casi escalofriante; es absolutamente indistinguible de una persona real. Tú tienes el control por completo. Con un muñeco puedes aprender a hacer que el sexo funcione para ti: probar velocidades y ángulos. Puede ayudarte a entender tu cuerpo y eso es algo que le da poder a una mujer”, afirmó la especialista.

Karley hizo este experimento para demostrarle al mundo que no solo los hombres pueden tener intimidad con un muñeco sexual, y derribar las creencias de que las mujeres necesitan forzosamente un lazo sentimental para tener sexo con alguien.

Lo único malo es que por ahora se trata de un “lujo” que muy pocas pueden darse, ya que en Sinthetics, el costo de “Gabriel” oscila entre los 5 mil y 13 mil dólares.

/gap